Un ataque contra militares y otro contra civiles dejaron 32 muertos en Somalía

0
157

Aunque el atentado no fue reivindicado por ningún grupo armado, repite los mismos patrones de los anteriores ataques de la milicia islamista Al Shabaab, afiliada desde 2012 a la red internacional de Al Qaeda.

Somalia vivió este domingo otro día cargado de violencia luego de que al menos 17 civiles murieran cuando su micro pisó una bomba escondida en una ruta en el sur del país africano y otras 15 personas fallecieran en la capital, Mogadiscio por un ataque suicida contra un convoy militar en el que viajaba el nuevo jefe del Estado Mayor somalí, Ahmed Mohamed Irfiid, quien sobrevivió, según la prensa local.

El coche bomba se estrelló contra el convoy militar cerca del complejo que alberga al Ministerio de Defensa, mató, en su mayoría, a civiles que pasaban por allí y dejó alrededor de una veintena de heridos.

Aunque el atentado no fue reivindicado por ningún grupo armado, repite los mismos patrones de los anteriores ataques de la milicia islamista Al Shabaab, afiliada desde 2012 a la red internacional de Al Qaeda, según la agencia de noticias EFE.

La crisis en Somalía

Somalía vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré.

En este clima de constante violencia e inestabilidad política, al menos 17 personas, entre ellas cinco niños, fallecieron este domingo en la región sureña de Lower Shabelle, cuando su micro pisó una bomba escondida en la vera de la ruta, según informaron autoridades locales a EFE.

La región de Lower Shabelle es una de las más afectadas por la grave sequía que atraviesa el país, especialmente en el sur, donde han muerto más de 400 personas en lo que va de año.

Las principales causas de muertes en esta zona son la sequía y un nuevo brote de cólera, según denunció recientemente la ONU, sin atraer, sin embargo, la atención de la comunidad internacional.

Al Shabaab, una amenaza que se cierne sobre el país

La milicia islamista Al Shabaab, afiliada desde 2012 a la red internacional de Al Qaeda, pretende instaurar un Estado islamista ultraconservador en Somalía, donde controla parte del territorio en el centro y el sur del país, al mismo tiempo que comete ataques regulares contra civiles, policías, representantes del gobierno y militares en toda la nación somalí.

Pese a los esfuerzos del Ejército somalí y de las tropas de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM) que autorizó la ONU, Al Shabaab sigue controlando parte del territorio y teniendo capacidad para lanzar grandes ataques dentro y fuera del país, según un reciente informe de la ONU.

Tras la destrucción del micro y la muerte de tantos civiles, el presidente de Somalia, Mohamed Abdullahi Farmaajo, declaró el “estado de guerra” en todo el país para acabar con Al Shabaab y ofreció amnistía a los milicianos del grupo que quieran rendirse.

Agencia Télam

No hay comentarios