Brusco crecimiento de la pobreza e indigencia en el primer trimestre del año

0
629

Por lo menos 350 mil personas cayeron en situación de indigencia en los primeros tres meses del año. Además, 1.4 millones más de personas se encuentran bajo la línea de pobreza. Los especialistas afirman que si en el corto plazo no se logra controlar los aumentos de precios se estará cada vez más lejos de una mejora genuina en la distribución del ingreso.
Los estudios de pobreza de la UCA son considerados hoy los más fiables, dada la desaparición de las estadísticas del INDEC.

El Observatorio de la Deuda Social Argentina, que depende de la Unversidad Catolica Argentina (UCA), difundió sus estimaciones sobre pobreza y evaluó que las primeras medidas del nuevo gobierno, en especial la devaluación, impulsaron mayores índices de pobreza.
En ese marco, afirmaron mediante un informe, que en los tres primeros meses del año la pobreza se incrementó en 1,4 millones de personas, mientras que otras 350 mil personas ingresaron a la indigencia, y estimó en 34,5 por ciento el índice de pobreza en marzo de este año. En abril, según el informe, bajaría a 32,6%. Sin embargo, el gobierno anunció esta semana fuertes subas en las tarifas de los servicios públicos como gas, luz y transporte público, naftas, motivo por el cual se supone que en vez de mejorar la situación va a ser peor.
Peores condiciones
El informe de la UCA subrayó que existe “un fuerte empeoramiento en las condiciones de indigencia y de pobreza, durante el primer trimestre de 2016”, y precisó que “la tasa de indigencia habría pasado de 5,3% a fines de 2015 a 6,9% en marzo de este año”. Así, se alcanzaría “un aumento de por lo menos 350 mil personas en situación de indigencia, acumulando 2,5 millones” en esa condición.
En cuanto a la tasa de pobreza, puntualizó que “habría pasado de 29% a fines de 2015 a 34,5% en marzo”, lo cual significa “1,4 millones más de pobres, y cerca de 13 millones de personas en esa situación”.Sin datos oficiales aún, el índice de pobreza que calcula la UCA se ubica en su nivel más alto en 7 años.
Así, en tres meses la indigencia creció 16,27% y la pobreza aumentó 12%, de acuerdo con la medición de la UCA, que para este abordaje tomó información de los índices de precios al consumidor que elaboran la ciudad de Buenos Aires y la provincia de San Luis, y datos de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL).
Cabe destacar que el valor de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) -que mide la línea de indigencia- para una familia tipo es de $3.769. En tanto la Canasta Básica Total (CBT), utilizada para establecer la cantidad de pobres que hay entre las poblaciones urbanas, asciende hoy a $7.877.
Manos a la obra
El informe advirtió que “según la evidencia analizada, si al menos en el corto plazo no se logra controlar los aumentos de precios en productos y servicios básicos y reactivarse la demanda de empleo, se estará cada vez más lejos de una mejora genuina en la distribución del ingreso, y difícilmente podrá revertirse la tendencia ascendente que están registrando las tasas de indigencia y de pobreza urbana”.
Agustín Salvia, director del Observatorio de Deuda, consideró que “hay un problema social” y que “los correcciones y la devaluación tienen impacto”. “Una devaluación con ajuste de precios produce un aumento de la pobreza”, enfatizó.
Asimismo, el investigador aseguró que “la situación económica de estos meses invita a la preocupación a quienes nos dedicamos a analizar la pobreza y la desigualdad”, y sostuvo que “el aumento de pobres es el fracaso del sistema político económico para generar un crecimiento equitativo con igualdad de oportunidades”.
Para finalizar, cabe destacar que los estudios de pobreza de la UCA son considerados hoy los más fiables, dada la desaparición de las estadísticas del INDEC. (InfoGEI) Mg

No hay comentarios