El ciclismo pampeano de luto: atropellaron y mataron a Elías Pereyra

0
5349

El ciclismo pampeano está de luto. A los 27 años falleció Elías Damián Pereyra, tras ser atropellado este miércoles por una camioneta Eco Sport en San Juan, mientras entrenaba con Laureano Rosas.

En el lugar del accidente, en Ruta 12 y 25 de Mayo, hay semáforos y los investigadores evalúan la posibilidad de que los ciclistas hayan cruzado en rojo y posteriormente una camioneta Eco Sport haya atropellado a Pereyra. Así lo informó diariodecuyo.com.ar

Según pudo saber Eldiario.com.ar, Pereyra y Rosas realizaron un sprint y el santarroseño siguió de largo. En ese momento fue embestido por la camioneta. De inmediato fue trasladado hasta el Centro de Salud departamental, a 1 kilómetro y medio del trágico escenario. Allí trataron de reanimarlo, pero Elías ya había fallecido a causa de un politraumatismo de cráneo.

Su compañero de equipo Laureano Rosas, múltiple campeón de las competencias más importantes de la Argentina, se salvó de milagro. “No puedo creer lo que pasó… Estoy destrozado, sin palabras”, dijo Rosas.

SU HISTORIA
Elías Pereyra fue una de las apariciones más importantes del ciclismo pampeano en su historia. Por eso el poderoso equipo Sindicato de Empleados Públicos de San Juan le ofreció sumarlo a sus filas a los 22 años. Con él empezó a construir una estructura a la que luego se unió Laureano Rosas. José Díaz, el secretario general del sindicato, siempre confió en el poder de Chucky para ser parte de los grandes logros.

Elías ya tenía experiencia en triunfos nacionales. San Francisco Miramar, Vuelta a General Alvear, su experiencia en Europea como juvenil, y en México con la selección argentina. Poco a poco empezó a ganar la consideración del pelotón por su figura explosiva, capaz de definir con los mejores sprinters de la Argentina. “Un joven y gran corredor… fuerte, hábil y muy respetuoso dentro del pelotón” -escribió Álvaro Argiró desde Tucumán.”Hoy nos deja físicamente, pero siempre va a vivir en nuestros relatos…”.

A pesar de correr en soledad, fuera de casa, con la compañía incondicional de sus padres Quito y Graciela, Elías empezó a construir una carrera con muchas alegrías.

Cinco años atrás definía las mejores carreras del calendario sanjuanino hasta que luego se unió Laureano Rosas. Para el florense se armó la estructura y con él, el pampeano construyó una amistad de fierro. Era su lugarteniente en las carreteras y en las grandes citas nacionales.

“Entiendo cuál es mi lugar. Laureano no falla cuando define. Yo sólo tengo que hacer mi trabajo”, llegó a confesar Pereyra entendiendo para qué estaba dentro del equipo al que todos consideraron el más fuerte de la Argentina de los últimos tres años.

Pero así como un día trabajaba para Rosas, en otros el equipo devolvía gentilezas. Ganó este año el Giro del Sol de San Juan, la carrera por etapas más importante del calendario sanjuanino después de La Vuelta de San Juan y sumó una línea más a su currículum.

Antes había brillado en la Clásica 1º de mayo de Salta en 2014. En 2013 había ganado la etapa argentina del Tour de France, y hacia la carrera más importante del mundo viajó en 2014 para disputar la prueba cicloturista de un día. Entre sus logros, además, figuran la Vuelta al Valle en 2014, una de las clásicas de comienzo de temporada en el ciclismo argentino de ruta.

Este miércoles su talento se fue lejos. Lo llora una ciudad y una provincia con mucha historia ciclística, y todo un pelotón argentino en el que supo hacerse un lugar por mérito propio.
(Fuente: El Diario)

No hay comentarios