Comerciantes pedirán a Provincia la eximición de impuestos

0
946

Representantes de cámaras comerciales del norte provincial se reunieron ayer en la ciudad de General Pico, para analizar la crítica situación que atraviesan a raíz de la caída en ventas por el efecto de las inundaciones. En las próximas horas elevarán un pedido de reunión con autoridades provinciales, para reclamar que se los acompañe con medidas concretas entre ellas, ser eximidos del pago de algunos impuestos.
La reunión tuvo lugar este viernes en las primeras horas de la tarde en el nuevo edificio de la Cámara de Comercio y Afines de Pico, donde llegaron referentes de cámaras de diversas localidades del norte provincial, autoridades de entidades agropecuarias y representantes de firmas de insumos para el campo.

Los anfitriones convocaron por la mañana a la prensa, pero ya en el lugar decidieron no hablar hasta terminada la reunión y, una vez concluida, pusieron en duda la conveniencia o no de dar a conocer oficialmente las conclusiones del encuentro, antes de llegar a tomar contacto con las máximas autoridades provinciales. Lo cierto es que reclamarán que se los exima del pago de Ingresos Brutos, como primer paliativo a la crítica situación que atraviesan según plasmaron en el cónclave.

Los comerciantes hicieron catarsis y pusieron de manifiesto su enojo con las autoridades municipales, no solo de General Pico sino también de otras localidades norteñas, a quienes ya contactaron en búsqueda de ayuda sin lograr resultados.
Son varias las ciudades y pueblos que se ven golpeadas por el efecto de las inundaciones, que no afecta solo al sector agropecuario con sus campos inundados, sino que produjo una importante merma en el movimiento de vecinos que habitualmente viajan a otras localidades para comprar en comercios, a raíz de los permanentes cortes de rutas y calles de tierra provocados por la presencia de agua.

La localidad de Realicó es quizás de las más afectadas por las inundaciones. Ubicada en un punto estratégico, el cruce de rutas nacionales 35 y 188, el sector comercial y turístico de Realicó se sostiene en gran medida por el intenso tránsito vehicular en la zona. Pero desde hace 2 meses, el corte permanente de la 188 y los esporádicos en la 35, determinaron una abrupta caída del movimiento comercial.
Una situación similar se vive en General Pico, que históricamente fue el epicentro de consumo para los vecinos de numerosas localidades del norte provincial, muchos de los cuales desde hace semanas se ven imposibilitados de desplazarse por el mal estado de las rutas y los cortes totales de las mismas.
(Informe y foto: El Diario)

No hay comentarios