Condena en suspenso por doble homicidio culposo

0
981

La jueza Paola Loscertales -foto- resolvió ayer condenar a Ezequiel Gastaud a la pena de 3 años de prisión de ejecución condicional y 7 años de inhabilitación, tras considerarlo responsable de un siniestro vial ocurrido sobre la ruta provincial 4 en el año 2013, en el que murieron dos personas, mientras que otras dos sufrieron heridas de consideración. La Fiscalía había solicitado la misma pena de prisión en suspenso.

El trágico hecho tuvo lugar el 20 de abril del 2013 en cercanías a Trenel, minutos antes de la caída del sol, cuando chocaron de frente un Volkswagen Gol, al mando de Marcos Daniel Arnaudo, que viajaba desde Pico hacia Trenel, y un Chevrolet Corsa, conducido en sentido contrario por el propio Gastaud.

Junto con Marcos Daniel Arnaudo, en el Gol viajaban Mariana Laura Escudero, Darío Víctor Pérez, Brenda Altamirano y Nair Johana Ardenghi. El conductor Arnaudo y la acompañante Escudero perdieron la vida en el impacto frontal. Pero además, Brenda Altamirano perdió un embarazo de 22 semanas, mientras Nair Ardenghi también se encontraba embarazada, aunque los profesionales que la atendieron pudieron salvar a su bebé.

Según quedó acreditado en el juicio, Gastaud, que circulaba solo, realizó una maniobra de sobrepaso a muy alta velocidad y chocó de frente con el Volkswagen, que circulaba sin luces por problemas eléctricos. Un dato no menor es que en el lugar del accidente no quedaron rastros de frenada, ni de maniobras evasivas.

Alegatos
La Fiscalía apuntó a la responsabilidad de Gastaud por realizar una maniobra de sobrepaso “sin tomar los recaudos en maniobras de adelantamiento y a una velocidad superior a la permitida, invadiendo el carril contrario, interponiéndose en el carril de marcha del vehículo conducido por Arnaudo, produjéndose la colisión de ambos vehículos”.

Asimismo, los peritos determinaron que el Chevrolet Corsa circulaba a unos 140 kilómetros por hora, en una zona de la ruta donde había carteles indicadores de 60 kilómetros de máxima.
Por su parte, el defensor particular Ariel García consideró que el siniestro “se produjo en horas de la noche y en razón de que Marcos Arnaudo se conducía desde la ciudad de General Pico a la localidad de La Maruja sin luces”. Y achacó al respecto que “se le paró el automotor en reiteradas oportunidades porque no le cargaba el alternador y que varias personas pararon a auxiliarlo ofreciéndole una batería, al ir señalizando con balizas. No obstante hizo caso omiso, circulando con dos ruedas sobre la banquina derecha, levantando polvareda lo que impedía su visión para los autos que venían de frente”.

Sentencia
La jueza Loscertales no dudó en su fallo de “la imprudente y desaprensiva conducta de Gastaud, quién se lanzó a contramano, a altísima velocidad y sin la constatación previa de que tenía la vía libre, la causa eficiente del luctuoso accidente”. Y recordó que los peritos determinaron en 140 kilómetros por hora la velocidad del Corsa.
Y consideró también que “la circunstancia de que Arnaudo se conducía sin las luces reglamentarias encendidas, con ser un incumplimiento, son insuficientes para debilitar la responsabilidad de Gastaud en el hecho, quién embistió en contramano y a exceso de velocidad al vehículo conducido por el occiso”.

Observó también la jueza que la falta de maniobras de frenado “revelan la temeraria conducción de Gastaud que por la velocidad con que avanzaba impidió visualizar la presencia del obstáculo e intentar una maniobra de esquive”.

Loscertales aclaró que “pese al esfuerzo de la defensa por demostrar lo contrario, voy a concluir atribuyendo la causa del siniestro objeto de análisis y que provocara la muerte y lesiones de las personas que se conducían en el Volkswagen Gol a la conducta imprudente, negligente y antirreglamentaria desplegada por Gastaud”.

Y remarcó que “el derecho penal no admite la alternativa de recurrir a la figura de la compensación de culpas”. Aunque admitió que “en general, las decisiones que se toman en este tipo de causas muy probablemente no conformen a ninguna de las partes, sencillamente porque el daño ya está hecho y no tiene solución”.

Finalmente condenó al acusado por doble homicidio culposo en perjuicio de Marcos Daniel Arnaudo y Mariana Laura Escudero, agravado por el número de víctimas y por la conducción imprudente, negligente, inexperta y antirreglamentaria de un vehículo automotor. Y también lesiones graves culposas en perjuicio de Brenda Altamirano, y lesiones leves culposas en perjuicio de Nahir Ardenghi y Darío Víctor Pérez.
(informe: El Diario)

No hay comentarios