Condenaron a una mujer a 12 años de prisión por haber intentado degollar a su hijo porque “el diablo” se lo pidió

0
1588

(Foto: El Diario)

Una mujer fue condenada hoy a 12 años de prisión por haber intentado degollar a su bebé de seis meses, quien fue salvado por sus otros dos hijos de 6 y 10 años, en Santa Rosa. Se trata de Claudia Vanesa Benítez (30), juzgada por el Tribunal de Audiencia de la capital pampeana por el delito de “homicidio calificado por el vínculo en grado de tentativa”.

Los jueces Andrés Olié, Gastón Boulenaz y Alejandra Ongaro, además de condenar a la mujer, resolvieron que deberá continuar en prisión preventiva hasta que la sentencia quede firme. El fiscal Andrés Torino había pedido que la imputada recibiera 14 años de prisión, mientras que el defensor, José Rodríguez, pidió su absolución y sostuvo que no hubo “dolo homicida” porque ella “sufre de ataques psicóticos”.

Durante el juicio, los jueces dieron por acreditado que Benítez “intentó quitar la vida de su hijo de seis meses de vida con un elemento punzocortante, provocándole heridas en el cuello y en el tórax, que generaron un cuadro hipovolémico que puso en peligro la vida de la víctima”.

“No logró su cometido por causas ajenas a su voluntad, ello es la intervención inmediata y oportuna de sus familiares, especialmente de sus otros dos hijos menores de seis y diez años; como así de los profesionales de la salud que asistieron al menor, con la eficiencia y efectividad necesaria que evitó el originario resultado dañoso que pretendía la encartada”, aseguró el Tribunal en el fallo.

En su declaración ante los jueces, Benítez dijo que no quiso matar, ni lastimar a su hijo y argumentó que “el diablo” le habló y le dijo que “matara” a su hijo. “El diablo me habló y me dijo que matara a mi hijo y luego me matara yo. Lo veo y lo escucho. No era yo, estaba poseída por él”, sostuvo.

En tanto su pareja, Walter Tarifa también justificó el ataque de la mujer de quien dijo sufre ataques psicóticos. El hombre afirmó que desde hace tiempo él temía que se hiciera daño, por eso le había sacado todos los utensilios y remarcó que la mujer le decía siempre que “el diablo le había dicho que se vaya, que la estaba esperando”.

En la etapa inicial del proceso judicial, Tarifa dijo que el día de la agresión, previo a la tentativa del filicidio, la mujer se cortó el pelo y tomó hojas de afeitar que él mismo le sacó de sus manos. Luego relató que al mediodía, él se fue a hacer unas compras para la comida y Benítez quedó sola con el bebé y dos hijos más de la pareja.

“Le dije a Brian, uno de mis hijos, que cuidara al bebé porque la mamá estaba cansada y cuando volví encontré al bebé gravemente herido. Lo trasladaron al hospital y los médicos lo salvaron”, comentó el hombre.

El hecho ocurrió el 10 de abril de 2016 en una vivienda ubicada en las calles Datri y Frank en el barrio Los Hornos de Santa Rosa.

Agencia Télam

No hay comentarios