Dengue: un caso sospechoso en Realicó

0
732

El Ministerio de Salud de la Provincia de la Pampa, a través de la Dirección de Epidemiología, informó sobre el primer caso sospechoso de dengue en el presente año en la provincia, con antecedente de viaje a Brasil. Personal de Salud y de la municipalidad de Realicó realizan las medidas necesarias para el control de foco y prevención.

Durante el primer semestre de 2016 en Argentina, 15 jurisdicciones notificaron casos autóctonos de dengue, actualmente no se registra circulación activa del virus en el país aunque se confirmaron casos en Bolivia, Paraguay, Brasil y Uruguay.
El dengue es una enfermedad causada por un virus que se transmite a través de la picadura de un mosquito perteneciente al género Aedes Aegypti, vector de la enfermedad. Este mosquito tiene hábitos domiciliarios por lo que la transmisión es predominantemente doméstica, y puede transmitir además, otras enfermedades, tales como Zika y Chikungunya.

Se considera caso sospechoso de dengue a toda persona de cualquier edad y sexo que presenta fiebre de menos de 7 días de duración, sin afección de las vías aéreas superiores ni otra etiología definida, y dos o más de los siguientes signos: cefalea, dolor retroocular, malestar general, mioartralgias, anorexia, náuseas, diarrea, vómitos, petequias o pruebas del torniquete positiva, leucopenia, trombocitopenia, con antecedentes de viaje entre 3 y 14 días a zonas afectadas por la enfermedad.

Las recomendaciones a la comunidad son, consultar en forma inmediata al médico en caso de síntomas (fiebre, cefalea, dolores articulares, dolores retro orbitales, erupción cutánea) luego de viaje a lugares con circulación de dengue.
No automedicarse y evitar las picaduras de mosquito; para prevenir las picaduras usar repelente y renovarlo cada 3 horas cuando se está al aire libre, o según indicación del producto, utilizar espirales o tabletas repelentes en las habitaciones, colocar tules en cunas y cochecitos, colocar mosquiteros en puertas y ventanas; eliminar los objetos en desuso que puedan acumular agua (latas, botellas, neumáticos, lona, bidones cortados, etc.); limpiar y ordenar patios; mantener patios y jardines desmalezados; poner boca abajo baldes, palanganas y bidones; tapar los tanques y recipientes para recolectar agua; rellenar floreros y portamacetas con arena o tierra; vaciar los colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia; destapar los desagües de lluvia y canaletas y cepillar el bebedero de la mascota frecuentemente.

No hay comentarios