Al menos hay una decena los casos ocurridos durante las últimas semanas en la ciudad de Santa Rosa. Una víctima que habló con El Diario dijo que le sacaron 24.000 pesos que fueron a una cuenta del Banco Macro.

Una supuesta financiera, que ante sus clientes se identifica como “Financiera Félix Martínez”, está dejando un tendal de afectados en Santa Rosa, ofreciendo préstamos de 100.000 pesos que nunca deposita, mientras se queda con dinero de los potenciales clientes.

Norma Tarríos, una vecina del barrio Aeropuerto, contó a El Diario que ella perdió 24.000 pesos con la maniobra. “Me dijeron que de mi plata no tocaban nada pero me sacaron todo”, explicó resignada.
Ella se contactó a partir de una publicidad publicada en los diarios. Allí ofrecían préstamos “con mínimos requisitos y aprobación inmediata” a través de “trámites telefónicos e interbancarios para solvencia de sueldo”. Los préstamos de 100.000 pesos, por ejemplo, se devolvían en 90 cuotas fijas de 3.200 pesos. Había dos números de contacto: (011) 1568727311, de Buenos Aires, y el 341563481, de Santa Fe.

“Hace 15 días llamé para pedir un préstamo. Me dijeron que sí, me preguntaron si tenía plata y en cuál banco. Les dije que mi caja de ahorro es del Banco de La Pampa y me preguntaron si tenía plata en el cajero. Yo tenía depositado otro préstamo de 21.000 pesos y me pidieron que saque el CBU para dárselo a ellos, así me podían depositar el préstamo”, contó Norma. “Me dijeron que no iba a perder nada, así que fui con mi hijo a las nueve de la noche”.

Por teléfono, le indicaron a su hijo que haga algunas acciones en el cajero. En un momento apareció un número de cuenta y la opción de transferir. “Le dijeron que apriete ahí, que es para que ellos me transfieran el dinero, pero pone y cuando saca la tarjeta no teníamos un peso”, advirtió la mujer.

“Nos dicen que eso es para verificar, que me iban a entregar el préstamo y que iban a devolver la plata. Que espere la llamada, que cuando cobre, el 23, iba a recibir todo junto. No sé cómo pero ellos sabían que yo como jubilada cobraba ese día”, siguió.

Norma dijo que la siguieron llamando en los días siguientes y ella también se comunicó para saber cómo seguía el trámite. Mientras tanto, su caja de ahorro estaba en cero.

“El miércoles 20 me llaman, que ya habían hablado con el BLP y que iba a cobrar antes por el paro bancario. Ese día, como yo cobraba con el aumento, retiré la parte de mi sueldo y dejé una parte que era la primera cuota del préstamo. Me volvieron a pedir que vaya al cajero, otra vez hicieron la misma maniobra y me tragó los 3.000 pesos. El viernes me llamaron, que ya estaba depositado todo porque se había levantado el paro. Pero nada”.

Esa fue la última comunicación. A partir de ahí, no pudo volver a contactar a la financiera. “No respondieron más. Después me enteré que a una compañera del Centro de Jubilados le sacaron 4.000 pesos, a un primo de ella le sacaron 10.000. El sábado fui al supermercado y me enteré que a una señora le sacaron la pensión que había cobrado por una nena discapacitada que tiene a cargo, más 15.000 pesos”.

Norma preguntó en el Banco de La Pampa y ahí le confirmaron que el mismo día que se hicieron ambas transferencias el dinero fue retirado: habían ido a una cuenta del Banco Macro en Córdoba. Fuentes del BLP confirmaron a El Diario que ha habido una decena de consultas.

En la sede local del Macro le dijeron que la cuenta está a nombre de una mujer, Elizabeth Suárez. “Del Macro me mandaron a Defensa del Consumidor, y me dijeron que hiciera la denuncia en la Policía. Pero a mí me cuesta salir de casa. Perdí todo el dinero del préstamo y creo que no lo voy a recuperar”, se lamentó.

No hay comentarios