Diputadas rechazan despidos en “Médicos Comunitarios”

0
206

Las diputadas Claudia Godoy y Alicia Mayoral, ambas del Bloque Justicialista, presentaron hoy un proyecto expresando su “profundo rechazo al ajuste puesto en marcha por el Gobierno Nacional en materia de Salud y que afecta los profesionales pampeanos que se encuentran desarrollando tareas, en el marco del Programa Médicos Comunitarios en distintas localidades de la Provincia de La Pampa”.
En los fundamentos, las legisladoras destacan que el programa en cuestión es “de formación de recursos humanos en salud, que se desarrolla en nuestro país desde el año 2004, con el objetivo de contribuir a fortalecer la estrategia de Atención Primaria de la Salud como Política de Estado en el marco del Plan Federal de Salud”.
Las acciones en este nivel de Salud “tienen por finalidad satisfacer la atención de primer contacto, integral, continua tanto curativa como preventiva a pacientes de diferente sexo y franja etaria, con mayor equidad y menores costos, garantizando la provisión de mejor salud a las poblaciones y personas”, agregan más adelante.
“Es innegable que con el despido de estos trabajadores, se estará resintiendo y cercenando un derecho humano elemental, como lo representa el acceso a los sistemas de salud por parte de la población. Además se estará ocasionando un daño a los profesionales y a sus familias, quienes son también perjudicados, por estas políticas que tienen por finalidad el desguace y la destrucción de la presencia del Estado, en su rol de proveedor de derechos esenciales, como representa en esta situación el acceso a prestaciones sanitarias”, continúan.
En este sentido alertaron que “debemos estar atentos y expresar nuestro más profundo repudio a la implementación de este tipo de políticas, máxime cuando se está proyectando desde el gobierno nacional, la aplicación de despidos masivos en el ámbito de los trabajadores estatales, ya que el denominado “Informe óptimo de dotación” remitido por el Ministerio de Modernización de la Nación solicita a cada responsable la adecuación a los números planteados, lo que significa recortar la planta con la eliminación de 35.000 puestos de trabajo”.
Finalmente solicitan al resto de los legisladores que acompañen al proyecto, resaltando que los profesionales médicos comunitarios y sus familias “ven peligrar su fuente laboral, con una medida que trae aparejada la desintegración de equipos de recurso humano excelentemente formado, y la desaparición de un trabajo territorial e interdisciplinario, con lo cual, sin lugar a dudas, habremos perdido todos”.

No hay comentarios