“Hay que esperar que baje el agua”

0
717

El presidente de Vialidad Provincial recorrió la obra y la semana pasada brindó un informe respecto a los problemas en la obra de la ruta provincial 101 debido a las inundaciones que provocaron un crecimiento en la napa.
Jorge Etchichury, explicó que se trata de una obra nueva que vincula las localidades de Falucho y Ojeda, “esto comprende la obra básica, que son los terraplenes, alcantarillas, el paquete estructural que está compuesto por un granulado -compuesto por la tosca que aquí se saca- y carpeta asfáltica”.
Además hay obras complementarias como alambrados y demás trabajos de seguridad. Etchichury dijo que para hacer la obra básica, se necesita realizar la explanación “que es la base donde va a asentarse el suelo para hacer el terraplén, al estar la napa alta no podemos trabajar porque el agua, al producirse los trabajos de los equipos de compactación, fluye hacia arriba y se produce lo que normalmente se define como reventones o baches” que es lo que se ve en la obra.
Esto impide que se tenga la superficie en condiciones para recibir el alteo, cuando se encuentra con estas situaciones se hace lo que normalmente se define como terraplén de avance, explicó el titular de Vialidad Provincial.
En cuanto a este tipo de terraplén dijo “tampoco se puede, nos encontramos con el inconveniente de que el suelo del lugar está totalmente embebido”.
“La idea es esperar a que las aguas bajen, que la napa baje a una profundidad aceptable para poder trabajar y ahí arrancar con las tareas; la empresa tiene el obrador, la planta; tienen todos los equipos pero nos vemos imposibilitados por esta cuestión de que tenemos la napa muy alta, los suelos están con humedades excesivas y no nos permiten lograr las compactaciones adecuadas para continuar con los trabajos” sostuvo el funcionario.

No hay comentarios