Fábrica pampeana recibió fondos provinciales pero continúa en inactividad

0
1098

Se trata de Montenegro, un planta metalúrgica de Santa Rosa que fue beneficiada con un crédito de 60 millones de pesos por la anterior gestión provincial, bajo la promesa de generar decenas de puestos de trabajo. Nunca llegó a funcionar a pleno y, por estas horas, el gobierno analiza abortar el emprendimiento. Ex funcionarios son investigados por el caso.

El gobierno de La Pampa analiza abortar su vinculación con el emprendimiento de acoplados Montenegro, una fábrica radicada en Santa Rosa y propiedad del empresario Marcelo Montenegro, que actualmente es eje de investigaciones por presuntas irregularidades que involucran a funcionarios de la anterior gestión provincial.
La fábrica abrió con la intención de construir máquinas de transporte, remolques, sistemas de riego y maquinarias agrícolas, bajo la promesa de que ocuparía a un centenar de trabajadores y de que se realizaría una inversión de 150 millones de pesos.
Por su parte, el Gobierno Provincial da gestión del exgobernador Oscar Jorge le entregó un crédito de promoción industrial de 60 millones de pesos (40 millones, inicialmente, en 2011, y una ampliación en noviembre de 2013 a 60 millones de pesos, que no se desembolsó)-
Puntualmente, la empresa recibió un préstamo por 48 millones de pesos y -según informó el gobierno anterior- realizó el 48,24% de las inversiones previstas con los fondos entregados a través de un crédito de Promoción Industrial. La anterior administración provincial aseguró que no desembolsó ni un peso de más y que se ajustó a lo que dice la ley.
En cuanto a la producción, la promesa de Montenegro había sido que en enero de 2015 iba a iniciar la producción, pero esto no se cumplió y solicitó seis meses más de plazo para concretar su proyecto. Cuando venció, el 20 de julio del año pasado, puso en marcha la fábrica pero con una producción mínima y una dotación de operarios sensiblemente menor a lo previsto.
A fines del 2015, el empresario Montenegro manfiestó que el emprendimiento fue perjudicado por la devaluación de enero de 2014 y que por esa razón el proyecto quedó inconcluso y solo entró en producción mínima. En este marco, pidió que la provincial actualice los valores de la inverción, de acuerdo a la inflación, según recuerda un informe de El Diario de La Pampa.
Desde el año pasado la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, a cargo de Juan Carlos Carola, encaró una investigación para determinar si hubo irregularidades y si la empresa cumple con los estándares mínimos para el otorgamiento del crédito. En ese marco, y con una gestión provincial que concluía dos meses después, el empresario blanqueó su pretensión de recibir más recursos para potenciar las posibilidades de la fábrica. Sin emabrgo, le dijeron que no.
Por estas horas, se ha anunciado la inactividad de la fábrica y se acerca cada vez más la decisión de ejecutar las garantías y decretar la defunción del emprendimiento que prometía generar decenas de puestos de trabajo.

Sospechas de corrupción
A principio de año el Tribunal de Cuentas hizo una presentación en la Fiscalía de Investigaciones Administrativas para que determine si hubo irregularidades en los pagos que percibió la empresa.
El expediente pide que se investigue la actuación de la exsubsecretaria de Industria, Comercio y PyMEs, María Teresa Álvarez, la habilitada por la Contaduría General, Alicia Grimalt, y el jefe de Servicios Administrativos, Héctor Velázquez; quienes participaron en “pagos viciados de ilegalidad” hacia la metalúrgica Montenegro SA; según se expuso desde el TdeC.
El órgano que controla las finanzas pampeanas les imputa “haber abonado irregularmente 2.961.034,01 pesos (Certificado Nº 15)” como parte del préstamo de promoción industrial a la fábrica por 40 millones de pesos, a sabiendas de “la inexistencia de regularidad por parte de la beneficiaria, de las obligaciones exigibles a ese momento en materia de seguridad e higiene laboral”.

“No vemos intención de invertir”
Las últimas novedades sobre este caso fueron dadas por el ministro de la Producción, Ricardo Moralejo, quien días atrás confió que analizan abortar el emprendimiento de la fábrica de acoplados, Montenegro, porque no observan “una intención clara de seguir invirtiendo” por parte de la empresa.
En diálogo con CPE TV, el funcionario aclaró que “es una situación de análisis”. “Queremos saber qué piensa Montenegro, hacia dónde quiere ir. Es lo que hasta ahora no han definido”, señaló y añadió “lo que pasa es que los contactos fluidos que tenemos con ellos son a través de notas. Y no vemos una intención clara de seguir invirtiendo”, advirtió.
En este marco, abortar el emprendimiento es una de las posibilidades de acción que se analizan desde la Subsecretaría de Industria. “De no existir una decisión de inversión y de activación, creo que vamos en ese sentido”, dijo Moralejo. No obstante, aún se no tiene una decisión tomada sobre el futuro de la fábrica. (InfoGEI) (Foto. El Diario)

No hay comentarios