¿Falsa denuncia a un geriátrico por maltrato a un abuelo?

0
997

Realicó.- Una persona titular de un geriátrico local, fue detenida, y luego puesta en libertad, a raíz de lo que sería una falsa denuncia por supuestos malos tratos a uno de los abuelos residentes en el lugar.

El hecho se registró la semana pasada, cuando la policía recibió la denuncia de dos personas, quienes indicaron que una abuela que se encuentra en el lugar en el que residen varios ancianos, había sido maltratada por el titular del geriátrico.

La persona, mayor de edad y de sexo masculino, fue detenida y la repercusión se dio a través de algunos medios locales y tomada por algunos medios provinciales, aunque luego de algunas horas quedó el acusado quedó en libertad.

Por su parte, desde el geriátrico, y a través de su facebook, publicó un descargo en el que acusa a las dos denunciantes por la falsedad de la misma. Allí se indica textualmente que “quería aclarar desde mi página el mal momento que estamos pasando, nuestra residencia jamás maltrato un abuelo fue un mal entendido que no se supo aclarar con tiempo, y no fue el tema de la abuela que dicen que fue maltratada, si no “dos personas” que hicieron denuncias falsas que nos afectaron, hasta que se aclaren las cosas, porque creo que hay una justicia divina que nos va apoyar. Los abuelos están en perfectas condiciones y nos encargamos de eso las 24 hs., por dos personas que quisieron dañarnos y de hecho lo lograron sin motivos (cabe aclarar que todo va a ir a la justicia y van a tener que pagar todos estos momento), solamente queda destacar que los abuelos son tratados con amor que ellos mismos manifiestan, muchas gracias a los familiares que siguen apoyándonos!

Y a las “personas” que se encargaron de esto sepan que van a tener su merecido (judicial) .”

Nuevamente se plantea desde lo periodístico y lo social, la disyuntiva que hay entre la denuncia y la condena, y por otro lado, la denuncia y la culpabilidad de una persona sobre un determinado hecho.

El mero hecho de una denuncia, no implica la autoría de un determinado delito o hecho, y a veces se termina perjudicando la honorabilidad de las personas, como ocurrió en este caso. Aunque es verdad que en los pueblos pequeños como los nuestros, nos conocemos todos. Tampoco nadie está exento de errores. Y allí es donde está la delgada línea entre la información y el juicio

Y este es el reto que tiene el periodismo judicial, ya que en los últimos años sobre todo en la prensa han aparecido los denominados juicios paralelos. Si les preguntásemos a algunos colegas, nos dirían que no existen, que es información y que no se está juzgando a nadie, sino informando. La respuesta sería radicalmente opuesta si se plante a un juez o magistrado, fiscal o abogado. Sin embargo un juicio paralelo se produce cuando un delito es juzgado a la vez, de forma simultánea, por un tribunal de justicia y por algún medio de comunicación.

No hay comentarios