Fumigan en predio lindante. Vecino denunció en Fiscalía intoxicación de un equino y destrucción de plantaciones

0
5924

El pasado viernes 18 de noviembre de 2016, el vecino Diego Martín Marsiglio, con domicilio personal en calle Pasaje Neuquén 554, de nuestra localidad, se presentó ante la Unidad de Atención Primaria de la Oficina Única del Ministerio Público Fiscal de la ciudad de General Pico, para denunciar que tras observar un fumigador terrestre fumigando en un lote del campo lindante a su predio rural, dos días después comenzaron a deformarse las hojas de sus plantas, que percibió fuerte olor y sintió gran picazón en el rostro. Además
encontró una yegua con su piel totalmente ‘brotada’.
Si bien dijo desconocer la identidad del propietario de la fumigadora, brindó detalles del lugar donde se guarda la maquinaria. Marsiglio, además de recibir las inspecciones de personal idóneo de Senasa, y realizarse un control médico, también denunció en la comisaría departamental local y procedió a informar de lo sucedido al intendente municipal, Francisco Traverso, a la Jueza del Tribunal de Faltas de la localidad, María José Ortega, a la encargada del Area de Bromatología, profesional Dora Sereno e incluso al flamante agente fitosanitario contratado por el municipio, ingeniero agrónomo Víctor Martín.
El Norte en movimiento pudo conocer el tenor de la denuncia radicada por el vecino Diego Marsiglio.

agroquimicosagroqumicosagroqumicos1
RELATO DE LOS HECHOS:
En la denuncia firmada por la fiscal adjunta, María Soledad Forte, Marsiglio expresó lo siguiente:
“Soy propietario de un predio rural sito en el cruce de rutas N° 1 y 2, a 2.000 metros al suroeste de la localidad de Intendente Alvear, donde poseo un monte de paraísos de dos hectáreas y caballos árabes y a su vez caballos de un patrón que cuido.
“El día viernes 11 del presente mes, de 19:30 a 20:30 horas aproximadamente, observé un fumigador terrestre fumigando un lote del campo lindante al Norte, desde donde venía el viento en ese momento, propiedad de la familia Caivano.
A los dos días comencé a observar deformaciones en las hojas de las plantas, fuerte olor, picazón en la cara y en el día de ayer (17/1) en horas de la tarde encontré a una yegua en celo toda brotada por lo que llamé a un veterinario, Santiago Goñi, domiciliado en la localidad, quien luego de examinarla me comunicó que se trataba de una intoxicación por lo que ya la medicó.
Además tengo una huerta la cual está completamente afectada. Nosotros mismos sentimos el encontrarnos trabajando y lavando bebederos ardor en la piel.
Estoy muy preocupado por el resto de los animales ya que corren el mismo riesgo de intoxicación.
Con relación al dueño de la fumigadora desconozco su identidad pero el equipo lo guarda en un galpón ubicado al costado de la vía sobre la ruta 1 km. 23 aproximadamente, enfrente de la entrada principal de Grainco Pampa, lindante al Norte con la vía y al Sur con el taller mecánico de Glatigny.
Casualmente mi hermano Marcelo Vicente Marsiglio posee un terreno intermedio del taller de Glatigny, y el fumigador luego de haber realizado las tareas de fumigación en el campo vecino de la familia Caivano, antes de guardar el fumigador fumigó el lote del galpón donde lo guarda siendo visto por “Pepe” Martínez, vecino quién a horas 20:30 aproximadamente me avisó de que estaba fumigando y que le había hecho señas de que no fumigue más, no haciendo caso a su pedido observando que el lote quedó todo amarillo como así también las plantas de los vecinos y del terreno de mi hermano, se ven los brotes nuevos afectados todos deformes.
No es la primera vez que fumiga ese lote donde guarda la máquina. Hace dos años aproximadamente que guarda el equipo fumi- gador en ese galpón y fumiga el lugar produciendo daño a todos los vecinos.
Dejo constancia de tomas fotográficas de la plantas del monte de paraísos, de la huerta y de la yegua”, finaliza la denuncia.
Podemos agregar que una vez realizada la inspección de Senasa, se le sugirió a Marsiglio, por escrito, el traslado de los 25 equinos que tenía en su predio rural.

No hay comentarios