Funcionario provincial pidió creación de ordenanza para controlar el uso de agroquímicos

0
728

El director de Agricultura, Carlos Ferrero, y el director de Extensión Agropecuaria, el joven alvearense Manuel Rodrigo Fernández, en compañía de la ingeniera agrónomo María Elena Ballester, integrante del equipo técnico del área gubernamental se hicieron presentes en Intendente Alvear el pasado jueves.

En las instalaciones del centro cultural “La Vieja Usina” se reunieron con el intendente, Francisco Traverso, concejales y con el intendente de Ceballos, Fernando Bono, acompañado por el vice Emanuel Caballero, con el fin de brindar asesoramiento sobre la Ley de Agroquímicos, favoreciendo la sanción de ordenanzas -a través de los Concejos Deliberantes- que regulen el correcto uso de fertilizantes y agroquímicos.
FERRERO
Previo a la reunión mantuvimos una entrevista con el director de Agricultura, Carlos Ferrero.
“Llegamos a Intendente Alvear para compartir una reunión con autoridades locales y algunos profesionales por el tema agroquímicos, pero especialmente charlar con los concejales para tratar de orientarlos para el armado de una ordenanza, asesorarlos sobre los puntos que debería llevar esa reglamentación local sobre las aplicaciones periurbanas, sobre todo en la cuestión de agroquímicos”, sostuvo.
“No estamos aquí por motivos de denuncias o inconvenientes por el uso de agroquímicos, nuestra visita está en el marco de una serie de reuniones programadas con autoridades de los pueblos que no tienen esta ordenanza. Después de aquí estaremos en La Maruja y Pichi Huinca y así iremos recorriendo distintos puntos de la provincia”, respondió tras una puntual consulta de nuestro cronista.
“La idea es que todas las municipalidades tengan su reglamentación para regular este tema tan sensible, las aplicaciones periurbanas. También debe tener cada municipalidad un asesor fitosanitario, ese profesional que debe controlar y hacer cumplir la ordenanza”, recalcó.
“Todos los equipos que realizan aplicaciones deben estar registrados en la Provincia y por eso comenzaremos con los controles pertinentes. El equipo que se registra debe tener su propio asesor fitosanitario y debe ser éste quién solicite permiso a la municipalidad para la aplicación que va a realizar. Así, entre el profesional que pide y el profesional del municipio deben programarla, controlando las cuestiones de climas, productos, etc. para tener la seguridad que la tarea se haga correctamente”, explicó.
El funcionario reconoció que la situación en nuestra zona es “bastante problemática, he tenido comentarios relacionados a las aplicaciones, pero sucede en muchas localidades de la provincia”.
“No soy de la idea de prohibir las aplicaciones periurbanas, si no que deben hacerse con cierto control”, subrayó.
“Hoy en día cualquier aplicador te hace una aplicación de un herbicida en un lote teniendo alambre de por medio un cultivo sensible y no mata ni una ‘plantita’ del otro lado. O sea, que el control de la deriva se puede realizar teniendo en cuenta condiciones climáticas, de aplicación, regulación de la máquina y se puede hacer una labor óptima sin que salga ni una gota de adentro del lote”.
Con el funcionario se abordó el tema que tiene que ver con el acuífero, en cuanto a la cercanía del reservorio que suministra el agua para el consumo humano en Alvear y Ceballos con extensiones agropecuarias donde se utilizan agroquímicos.
Dijo sobre esto que todavía no se la ha presentado un tema similar en otras localidades, pero agregó que “habría que ver que productos están utilizando en esa zona, porque no todos son móviles en el suelo, hay algunos que si pueden llegar a alcanzar las napas. Entiendo que debe haber análisis de las napas y ahí se puede saber si hay residuos de agroquímicos. Uno de los más móviles se llama Atrazina, se usa bastante y puede llegar a las napas, pero hay que hacer una evaluación previa.
“El Ministerio de la Producción, a través de la Dirección de Agricultura es la autoridad de la aplicación de la ley provincial. Nosotros somos la regulación a gran escala, pero si cada municipalidad si tiene su ordenanza también tiene un elemento de control. Nosotros atendemos cuando hay alguna denuncia y comprobamos el grado de infracción y si el equipo está o no registrado, hay una multa que deberá pagarse si existe la infracción. Tanto el dueño de la máquina, el dueño del lote y hasta el asesor sufrirán una imputación si están por fuera de la ley, tendrán derecho a un descargo pero todo va por una vía legal”.
Por último reiteró que “es muy importante que haya una ordenanza porque la ley regula cuestiones mas generales y cada pueblo tiene sus características muy particulares o situaciones muy puntuales y eso lo que debe reglamentarse a nivel local en concordancia con la ley provincial”, culminó.

No hay comentarios