Gustavo Martínez Nievas, actual director del Hospital Reumann Enz

0
1228

Gustavo Martínez Nievas, 41 años de edad, médico generalista, es el actual director del Hospital Reumann Enz.
Oriundo de General Pico, hizo toda su carrera en Salud Pública, “estudié en Córdoba, me recibí en el año 2002, hice una residencia en Río Cuarto, volví a La Pampa en el 2005, estuve 8 años en la localidad de Caleufú y casi 3 años en Rancul. El 15 de diciembre de 2015 me hice cargo del Hospital Reumann Enz”, dijo en primer lugar a modo de presentación.
“En todos los lugares de trabajo que estuve he cumplido las mismas funciones que los demás colegas, acá no será la excepción”.
“En Intendente Alvear me encontré con una comunidad muy distinta a la que estaba trabajando anteriormente, una por el número de habitantes y otra por la calidad de vida. En el hospital, con un grupo muy afianzado laboralmente, con objetivos muy claros, todo el mundo sabe lo que tiene que hacer y lo hace en los carriles normales”, destacó.
“Hay necesidades en nuestro hospital, no hay que negarlo, pero Salud Pública provincial está en vías de mejorarlo y para eso estamos trabajando”.
“En Intendente Alvear tenemos una fuerte demanda en pediatría, una vez a la semana llega un especialista y creo que estamos receptando demasiada cantidad para un solo día de atención”.
“Por ahí necesitaríamos una pediatra ‘full time’ dentro del hospital. Se nos fue Jorge Abrego, el actual subsecretario, un cirujano y ahí también hay una asignatura pendiente y la cual él se comprometió a que el hospital vuelva funcionar con área quirúrgica, pero estamos a muy corto plazo de su gestión”, remarcó el profesional.
“Abrego conoce muy bien este hospital no hay mejor prueba que eso, ni mejor herencia que él ha dejado”.
“Casualmente hoy nos ha llegado una nota para que hagamos un pedido de necesidades básicas a cubrir y de prioridades. Llegó desde contaduría de Salud, supongo para armar el presupuesto provincial 2016 que se trata a partir de marzo”, expresó Martínez Nievas
“Mi objetivo como director y como médico generalista es abarcar la mayor de las cosas en Atención Primaria de Salud. Lo que tenemos que hacer acá es prevenir, no tenemos que llegar tarde, por eso los insumos y las demandas van a ser requeridas en Atención Primaria de Salud”.
“Tenemos que tener niños sanos, modificar algunas ‘cositas’ en vacunación, balanzas para pesar y medir niños, detectores de sonidos para embarazadas. No quiere decir que no los tengamos sino que por ahí debemos aumentarlas. Abordar algunas cuestiones de informática también, contamos con un sistema que es envidiado por el resto de las provincias. Tenemos todo en red, en cualquiera de los hospitales se puede chequear las historias clínicas de los pacientes. Aquí, en la guardia ya no usamos más el papel, solo para dar algunas indicación, la carga del paciente ingresa por sistema informático”, indicó.
“Como no tenemos cirujano no tiene sentido tener anestesista, la Organización Mundial de la Salud prevé lo que es un parto seguro entonces se van a seguir trasladando por más que sigamos teniendo al especialista en pediatría acá”.
“En la gestión anterior se estaba trabajando mucho en Atención Primaria de Salud y se ha continuado con el trabajo, por eso apuntaba a dedicarnos un poco más al tema de pediatría como pretende la población y nosotros mismos también. A través del Ministerio también están en busca de dichos profesionales”, dijo.
Cuando se abordó el tema de posta sanitaria, dijo que “me gustaría que cuando esté en la localidad el doctor Jorge Abrego lo hablen con él porque es un poco el gestor de esa formación. Geográficamente lo he estado estudiando y está en un punto neurálgico y fundamental”.
“Por el tamaño de la edificación probablemente habrá que nombrar más personal y restablecer una forma distinta de trabajo a la del hospital. El hecho de descentralizar apunta a la idea de recabar un filtro para que llegare al hospital la patología, los enfermos nada más”.
“Para funcionar como una posta abierta al menos 16 horas al día tal vez necesitaremos más profesionales y más personal en general, eso quedará en una discusión que estará en el Ministerio, cuando esté terminada”.
“Creo que conformar al 100% de la población no vamos a llegar nunca, pero creo que la demanda de consultorios es muy buena, hemos aumentado las atenciones en consultorios. Tenemos un muy buen porcentaje de derivación, o sea bajo, a General Pico. Para nosotros es óptimo, el 80 por ciento de los pacientes trasladados fueron politraumatizados. En mi primer mes de gestión hice una estadística y nos dio más o menos ese número. Si o si son pacientes que requieren de una tomografía y en segundo porcentaje tenemos los trabajos de partos, al no contar con un anestesista opti- miza la derivación”, dijo. “Ojalá me pudiera quedar mucho tiempo, me gustó mucho el lugar y estoy muy cómodo, tengo el domicilio en Alvear. La semana pasada estuve reunido con gente del municipio por el tema de la fiesta “la juntada” que se realizó el sábado. Justo estaba de guardia esa noche para coordinar lo que es salud, previendo también que la ruta 188 está cortada y tenemos el tráfico doble o triplemente aumentado en nuestra ruta provincial, tenemos más probabilidades de accidentes y más consultas de viajeros”.
“Vine a ofrecer mi trabajo a esta localidad y acepto este desafío como algo muy importante, estoy muy agradecido por lo que se me ha brindado hasta ahora”.
“Acá estoy a disposición de la localidad y de la gente que quiera acercarse a traer alguna inquietud. Con mucho gusto integraré la mesa de gestión que se quiere conformar”.
“El desafío es poder estar en un nivel de complejidad mayor en una localidad mucho más habitada, cada gestión nueva en nuestras vidas nos genera un desafío y espero que sea agradable”, concluyó.

Compartir
Artículo anterior“Tuvo un accidente”
Artículo siguienteCrecer de golpe

No hay comentarios