“Indigna el cinismo con el que nos dejan en la calle”

0
931

Uno de los despedidos en la agencia de Télam de La Pampa, Julián Ernesto Varela, nativo de Realicó, contó que “brutalmente pasamos en cinco minutos de tener trabajo a perderlo”.

El fotógrafo despedido de la corresponsalía local de Télam, Julián Ernesto Varela, agradeció ayer “de corazón” las muestras de solidaridad después de que el martes -junto a un periodista de la agencia en La Pampa- le llegara el telegrama de despido, en el marco del vaciamiento de la agencia de noticias nacional.

“Cada mensaje que han hecho llegar a mi, a mi compañero de corresponsalía, Mariano,y a todos los trabajadores de Télam, en un día como hoy, reconforta y da fuerza”, confió Varela. “Hoy nos tocó a 354 compañeros trabajadores de Télam ser el factor de ajuste, hoy estamos despedidos por no dar con el perfil que el gobierno busca para una “nueva Télam”. Un perfil que nunca, como tantas otras cosas, definieron públicamente. Supuestamente, muy supuestamente, ahora la “nueva Télam” brindara información “objetiva, veraz e independiente”. ¿Pero alguien puede imaginarse algo remotamente similar a eso con esta limpieza ideológica que busca callar las voces disidentes?”, se preguntó.

“No solo nos toca a quienes ingresamos hace pocos años, estan despedidos muchos trabajadores de más de 20 años de antigüedad”, aclaró.

“Sinceramente perder el trabajo duele, pero lo que realmente indigna es el cinismo de la forma en que lo hicieron. Brutalmente en cinco minutos pasamos de tener trabajo a estar en la calle. Sin una explicación coherente, quedamos a la deriva con nuestras familias a cuestas en un país donde el trabajo es cada vez menos y en un rubro, el periodismo, que es atacado ferozmente en tanto y en cuanto no responda a los intereses del gobierno de Cambiemos”, confió Varela.

“Hoy los medios cierran y quedan muy pocos medios tradicionales críticos de alcance nacional. Esto es un paso más hacia un discurso único de medios concentrados que solo informen lo que le conviene al poder gobernante y oculten todo lo que no pueden decir para que no veamos el verdadero modelo político que están implementando. Un modelo que crea pobres y millonarios, muchos de los primeros y una pequeña élite de los segundos”, interpretó.

Varela consignó que “la palabra usada para nosotros es “reestructuración”, linda palabra fuera de contexto. Pero usada por estos personajes es una palabra tan cínica como el “sinceramiento” en las tarifas y los subsidios. Pero la realidad es otra, las palabras son otras, son ajuste, despidos masivos, endeudamiento, entrega de la soberanía. Esto es hambre y pérdida de derechos para hacerse ellos y sus amigos más millonarios. Para tener a la ciudadanía bajo el miedo impuesto a fuerza de represión física y psíquica”.

“Hoy estamos despedidos (si desempleados, sin trabajo, en la calle, como más les guste) personas que pusimos mucho por una Agencia que honrara los principios para la cual se creo en el ’45, ser una contraposición informativa a los medios concentrados a cargo del estado. Algunos dejamos empleos mejor remunerados por esta idea y para que las noticias no solo fueran las de los grandes centro urbanos, para que las noticias fueran las de todo el país”, confió a los colegas de El Diario.

Y siguió: “Muchos trabajamos sin mirar el día o el horario, cubriendo notas a cualquier hora y cuando surgía la necesidad. Sin pedir que nos paguen gastos u horas extras, poniendo nuestros propios equipos (fotográfico en mi caso y el de tantos otros), usando nuestros teléfonos y medios de movilidad. Y esto no es un reclamo, yo tome ese compromiso cuando ingrese y lo mantuve hasta hoy, porque el compromiso era con Télam, no con la administración de turno”.

El fotógrafo advirtió que “el ajuste lo pagamos los trabajadores, con nuestros puestos de trabajo, pagando tarifas altísimas, precios que vuelan al ritmo de un dolar a medida de los especuladores/fugadores, con las jubilaciones y los sueldos a la baja, con menos cobertura en medicamentos y salud. Es lo que pide el FMI, es lo que se exige para ser considerados “Mercado Emergente”, es lo que les asegura poder llevarse el dinero de todos a sus cuentas off-shore”.

Finalmente, afirmó que “esto también es combustible que alimenta la lucha, lucha que es una sola, que es de todos y que la vamos a dar como sea. Este es nuestro presente, pero está en juego el futuro. Y por nuestros hijos tenemos la obligación moral de dar la batalla y ganarla. Gracias a todos quiénes estan ahí acompañando, desde el alma y con lágrimas en los ojos”, completó.

No hay comentarios