Inundaciones: “La situación mejoró casi más de lo esperado”

0
291

El ingeniero Eduardo Mangas (Administración Provincial del Agua) evaluó que a partir de las tareas que se hicieron para combatir las inundaciones durante todo este año, La Pampa está actualmente “en condiciones de soportar un régimen pluviométrico normal de 250, 300 milímetros repartidos en primavera e incluso si llegara a pasar lo mismo en otoño”.
“No nos movería ningún amperímetro”, afirmó Mangas en Van Praet, en donde analizó que la situación en el norte pampeano -la región más afectada por el fenómeno- “en líneas generales ha mejorado muchísimo, casi más de lo esperado. Hay lugares puntuales con algún conflicto, pero es por la altura de las napas freáticas. Las lagunas bajaron 70 u 80 centímetros”, al punto de que se da la paradoja de que en algunas regiones todavía no comenzaron con la siembra por falta de humedad en los campos.

“El canal que se está construyendo y que lleva el agua hacia el Meridiano V alivió muchísimo la situación”, indicó, y graficó la mejora con “el optimismo que se nota en los chacareros, porque ves las sembradoras cada 1.500 o 2.000 metros, cuando el año pasado era al revés y las máquinas estaban guardadas. Ese optimismo es porque ven que el trabajo que se hizo da sus frutos”.

Finalmente, reiteró la necesidad de que Buenos Aires también construya las obras necesarias para facilitar no sólo el escurrimiento del agua por el declive natural, sino el alivio de sus propios pobladores.
“Deberían hacer las obras para aumentar el caudal de evacuación, porque el Oeste no está preparado para recibir más agua. Si esas obras estuvieran podríamos sacar más agua todavía por el canal que va al Meridiano. Lo que hoy se ve es poca agua en Córdoba, un poco menos en La Pampa y mucho en Buenos Aires”, cerró.

Marcelo Vicente
El presidente de la Comisión de Fomento de Van Praet, Marcelo Vicente, corroboró los dichos de Mangas. “Nosotros pasamos la peor crisis hídrica en los 114 años de vida que tiene la localidad y sentimos siempre el apoyo profesional de las distintas áreas del Gobierno provincial”.
“Hoy la situación está estable, porque el agua bajó de manera muy notoria y eso nos permitió habilitar algunos caminos y a su vez, que varios campos que estaban bajo agua estén secos. El casco urbano no tiene riesgo de inundarse”, indicó.

(Fuente: guiaenlapampa)

No hay comentarios