Investigan a un policía por apremios

0
653

El policía Santiago Nicolás Cortez, junto a su abogado Armando Agüero.El hecho ocurrió en 2015 y fue un escándalo que tuvo lugar en la localidad de Vértiz, porque tras la supuesta agresión del uniformado el hombre que había sido demorado chocó el auto particular del policía.

La fiscal Ivana Hernández formalizó la investigación ayer contra el policía Santiago Nicolás Cortez, de 28 años, de quien se sospecha que cometió “apremios ilegales” contra un vecino piquense a quien demoró para que “se hiciera cargo” de un robo en zona rural, publicó El Diario.

El hecho en cuestión ocurrió en abril del 2015 y fue un escándalo que tuvo lugar en la localidad de Vértiz, porque tras la supuesta agresión del uniformado el hombre que había sido demorado chocó el auto particular del policía y se originó una persecución por caminos vecinales.

El juez de Control Alejandro Gilardenghi presidió ayer la audiencia de formalización contra el uniformado, que fue representado por el abogado Armando Agüero.

La fiscal Hernández indicó durante la audiencia que el hecho que se le imputa a Cortez tiene que ver con una agresión física, que causó lesiones y que habría sido provocada por el policía a Sergio Polvarán. Indicó también que ocurrió el 21 de abril del 2015 alrededor de las 10 horas, en una oficina ubicada en la dependencia de la subcomisaría de Vértiz.

Puntualizó Hernández que la agresión consistió en “golpes de puños en la zona del estómago, costillas y genitales, y tenía como objeto que en ese momento la víctima confesara ser el autor de un ilícito contra la propiedad, que se había cometido en el campo del señor Mondino, que se encuentra en cercanías de Vértiz”.

Indicó también la representante del MPF que, como consecuencia de este accionar, se constataron lesiones que fueron certificadas y descriptas por el médico forense Rubén Bochio.

Tras el relato de los hechos, Hernández pidió que se tenga por formalizada la investigación, calificada provisoriamente como “apremios ilegales”.

El hecho fue oportunamente revelado por El Diario en una entrevista con la víctima, quien recordó que en ese tiempo trabajaba en un campo lindante al que se cometió el hecho, donde desconocidos habían ingresado y se llevaron un televisor y otras pertenencias de escaso valor económico.

Polvarán indicó que la noche anterior había sido detenido en un camino vecinal por un uniformado, ante quien se identificó, que también le revisó la camioneta con la que se dirigía desde el campo a cenar con familiares en el pueblo.

Al día siguiente, uniformados llegaron al campo donde trabajaba Polvarán, para pedir hablar con él en la dependencia policial. El hombre llegó por sus medios hasta la subcomisaría de Vértiz y, según contó, fue “apretado y encerrado en una dependencia, donde fue brutalmente golpeado para que se hiciera cargo del hecho”.

Sin pruebas concretas contra el hombre, los policías lo dejaron en libertad y Polvarán, furioso, puso en marcha su camioneta y embistió el auto de Cortez y se fugó del lugar. El hecho fue visto por varios testigos de la localidad de Vértiz.

Los uniformados persiguieron a Polvarán pero este logró perderse en caminos vecinales y terminó escondido en un campo de la zona, donde los mismos propietarios luego lo acercaron “escondido” hasta General Pico, donde decidió radicar la denuncia en Fiscalía.

No hay comentarios