Jornada contra el extractivismo

0
678

Riqueza argentina, un drenaje permanente
(Santa Rosa.- Por Silvio Mario Peduto). Sí, en todos los sentidos. La riqueza se nos va; sea en forma de billetes que se fugan al exterior, como de los recursos naturales que cautivan a los que ya están operando en suelo argentino y a los supuestos inversores.
Frente a lo que está ocurriendo, el viernes pasado tuvo lugar la jornada, anunciada en la edición anterior, en donde se abordó desde distintas miradas, la situación de nuestro país inserto en el modelo extractivista.
Una muy buena cantidad de público se dio cita en el salón de La Usina de la C.P.E., que se fue renovando en el curso del día, alumnos de escuelas secundarias, feriantes que ofrecían sus variados productos, libros y videos traídos por los expositores y vecinos, que siguieron con interés las intervenciones de quienes animaron el encuentro.

Llegaron desde Córdoba, Capital Federal, Neuquén, Catamar- ca, La Rioja, San Juan, Buenos Aires y los anfitriones; durante sus exposiciones, remarcaron la necesidad de continuar reuniéndose en eventos de este tipo y dar a conocer así, lo que está ocurriendo en el territorio argentino de lo que poco y nada se sabe, porque los medios hegemónicos y de tiraje nacional prácticamente no se ocupan porque también tienen intereses en el sostén del modelo.
En ese contexto el Colectivo Sanitario de La Pampa, manifiesta en su documento: “Nos une el espanto ante la imposición de un modelo extractivista que se puede caracterizar, así: quieren la Argentina vacía, no dejar nada en pie. Lo que no puedan llevarse, lo van a dejar contaminado para siempre; total, ¡¡qué les importa, si nuestro territorio -que aún es nuestro- es un área gigantesca de sacrificio!! Es eso. Llevarse todo: el cielo que nos cobija e inspira nuestros sueños, el aire que respiramos, el suelo y sus nutrientes, el agua, las montañas y sus minerales; el mar, sus peces y algas.” Prosigue diciendo, “llevarse hasta la mismísima población, que aún habita en el interior profundo de nuestro país. Echarlos de sus tierras, de sus lares, a hombres, mujeres, niños, niñas y adolescentes para tirarlos hacia la nada, representada por las grandes ciudades argentinas, para vivir hacinados y depender de los favores del puntero de turno o caer en manos del narco.”

Todos a una
Fue claro el presidente de la Federación Sindical de Profesionales de Salud de la República Argentina (Fesprosa), Jorge Yabkowsky al señalar en su intervención; que, y para que no haya dudas, todos los gobiernos nacionales anteriores y el actual, del signo político que sean, coinciden en este modelo que vulnera la soberanía nacional, deja campo raso y contaminación, tras de sí. Con un territorio expoliado y con su población sojuzgada.
No hay distingos, unos y otros interpretan la misma partitura, la del extractivismo irracional dictado por las corporaciones y los gobiernos que son partícipes necesarios de ese estado de cosas.
Al abordar la explotación petrolera no convencional, Hernán Scandizzo, relacionó lo puntual, Vaca Muerta y el “fracking”, con una mirada más abarcadora e integral, inserta en el plan para nuestro surcontinente de la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional de Sur América (I.I.R.S.A.), que responde al capitalismo global y salvaje, al establece un nuevo ordenamiento lógico y nuevas fronteras, a la vez que se encadena con otros emprendimientos.
Todo lo cual afecta a territorios y pueblos, generando una conflictividad social en donde las economías campesinas van desapareciendo.
Muchos productores pasan a ser rentistas y terminan enganchados en la industria petrolera.

¿Aplanarán la cordillera?
Concitó gran interés el bloque de Minería en donde expusieron integrantes de la Asamblea El Algarrobo de Andalgalá; de El Famatina no se toca y de la Asamblea Jáchal no se toca, de las provincias de Catamarca, La Rioja y San Juan respectivamente.
Su lucha contra las corporaciones mega mineras más grandes, fue todo un desafío en donde no sólo tuvieron que analizar y trazar diagnósticos y planes de acción; sino que, además, pusieron el cuerpo en pleno desierto, impidiendo que lograran avanzar con sus intenciones de deshacer los montes y cadenas andinas.
Un empleado de la mega empresa minera canadiense Osisko Gold Royalties Ltd., en Famatina, les dijo a vecinos del pueblo: “no se enojen con nosotros, enójense con sus gobernantes que nos entregan atados de pies y manos el territorio y la población”.
Toda una confesión objetiva sobre lo que es el colonialismo de este siglo, que aclara aún más quiénes gobiernan en la Argentina.
Algo parecido comentan los autoconvocados de Andalgalá, al decir: “nuestros gobiernos son nuestros enemigos; ellos, y los capos de las mineras”.
La lucha antiglobal también se da en Jáchal en contra de la Ba- rrick Gold, por su actividad de rapiña y de contaminación con agua cianurada, caracterizando al gobernador sanjuanino y al ministro Bergman, de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, como cómplices y traidores al pueblo.
Además con su lucha, impidieron concretar el proyecto de la mina de uranio en La Ciénaga.
La actividad culminó por la tarde con una especial mirada a la problemática de la deforestación para liberar tierra al agronegocio transgénico; en donde, Córdoba fue el ejemplo porque casi el 95% de la superficie de bosques nativos, adaptados al clima y sus paisajes naturales, desaparecieron.
El bloque de los agronegocios tuvo a Ávila Vázquez desde la salud, quien se explayó sobre los daños provocados por los agrotó- xicos que se aplican.
Sorprendió con un video en el que superpone un mapa del centro de la zona núcleo sojera con otro mapa de la misma zona y la prevalencia de cánceres; en ellos se ve claramente que la mayor incidencia de la enfermedad coincide con la región de más densidad sojera.
Además, el abogado Fernando Cabaleiro destacó la acción que despliegan desde la organización comunitaria Naturaleza de Derechos, exigiendo al poder por la vía de denuncias judiciales, sobre todo al Senasa, informes sobre la afectación de la calidad de frutas y verduras por el uso de agrotóxicos.
Luego de un ocultamiento de años, efectivamente se comprobó que las sospechas no eran vanas y a principios de mayo pasado, se dio a conocer por los medios un informe lapidario en este aspecto: prácticamente todos esos productos que consumimos diariamente tienen agrotóxicos que nadie controla.
En la intervención del Colectivo Sanitario de La Pampa, se puso de relieve el nacimiento del mismo un 23 de junio de 2016, dejó claro que “viene a interpelar al modelo extractivista, al agronegocio y a la agroindustria de insumos que depende de los mercados globales. Al poder corporativo-empresarial, coaligado con el poder político, que hacen tabla rasa, en los distintos territorios de nuestra Argentina”.

Los objetivos que se fijara el C.S. de L.P. son simples y sustanciales a la vez porque “hacen a nuestra esencia humana y se emparien- tan con la Tierra que nos acoge, y con el suelo que pisamos y habitamos; tiene que ver con el buen vivir y con la posibilidad de hacerlo de otra manera, y no como nos lo imponen desde otras latitudes del norte del mundo; tiene que ver con la posibilidad de recuperar y sostener aquellos linajes suramericanos ancestrales, hoy solapados y menoscabados por una forma de vida alienante que destruye subjetividades y arrasa con todo; o, por lo menos, esa es su intención, si los dejamos, claro está”.
Por último, a propuesta del colectivo pampeano, se acordó con las organizaciones libres del pueblo presentes, redactar una declaración en contra del “Nuevo Acuerdo Federal Minero”, que se firmó en el día de ayer (martes 13 de junio) por todas las provincias a excepción de Chubut, La Pampa y La Rioja.
Entre otros párrafos en el documento se expresa que por medio de este pacto, “quieren poner al Estado argentino y todos sus recursos a disposición de quienes extraen la riqueza mineral y se la llevan dejando solo miseria y destrucción. Quieren firmar un negocio que pagaremos con nuestra agua, nuestro suelo, nuestro aire y nuestro futuro, entregar nuestro territorio”.
En tal sentido, el gobernador Uñac, en declaraciones al diario Tiempo de San Juan, aseguró que “los proyectos mineros que están en explotación van a continuar con el mismo esquema jurídico e impositivo”.
O sea, es más de lo mismo.
Las megas mineras, tendrán vía libre para continuar con “el saqueo, la contaminación y la corrupción” y así se producirán consecuencias similares a las denunciadas por los vecinos y militantes de Andalgalá, de Famatina y de Jáchal.
Se preanuncian así futuras luchas ecoterritoriales en el enorme espacio geográfico argentino.

No hay comentarios