La inundación no da tregua en Villegas y los vecinos están desesperados

0
1069

Cerca de 300 personas realizaron un reclamo por la crisis hídrica (Foto Actualidad Villegas)

Las intensas lluvias de las últimas horas provocaron inundaciones en localidades del norte del partido de General Villegas -como Piedritas, Santa Eleodora y Santa Regina- e instalaron un clima tenso entre los vecinos, que no paran de exigir soluciones e incluso pedían la renuncia de funcionarios.
Precipitaciones abundantes y pronósticos poco alentadores, reservorios sin más capacidad, desagües saturados o inexistentes, campos que vuelcan sus aguas a los caminos, la llegada del agua de Córdoba, por canales naturales o clandestinos y ausencia de obras de grandes dimensiones; son algunos de los factores de esta difícil situación.
En este marco, los vecinos de Piedritas vieron con desesperación como el agua venció en las últimas horas las defensas de la localidad. Autoconvocados, más de 300 personas se congregaron el lunes a la tarde en la Ruta Nº 33, a la altura del acceso al pueblo, para pedir obras urgentes y reclamar mayor presencia a las autoridades del Ejecutivo municipal.
La protesta fue pacífica, pero el clima era de hartazgo. Los vecinos quemaron cubiertas sobre la calzada e interrumpieron el tránsito, generando largas colas de vehículos.
El intendente Eduardo Campana se rehusó a ir al lugar porque consideró que no estaban dadas las medidas de seguridad.
En contrapropuesta, un grupo de vecinos viajó a General Villegas para demandarle al intendente municipal que los reciba y exigir, al menos, una retroexcavadora para sacar el agua del pueblo.
En diálogo con diario Actualidad, el secretario de Obras Públicas del Municipio, Daniel Cepa, sostuvo que se trabaja en soluciones de corto y largo plazo para afrontar las secuelas, aunque reconoció que las “soluciones definitivas obviamente exceden a nuestro presupuesto”.
Más allá del clima tenso, Cepa es optimista al respecto: “las cosas se van a poder hacer”, dijo y anunció que están en contacto con la dirección provincial de Hidráulica. Cepa cree que el camino a seguir es “seguir gestionando, presionando para que la provincia haga las obras definitivas. Basta de parches, que siempre tienen sus límites”. (InfoGEI)

No hay comentarios