En La Pampa el costo del GNC ha aumentado cerca del 420 %, informó CECLA

0
1227

Luego de varios cambios en las normativas y tarifas de gas en Argentina, este mes han llegado a las estaciones de servicio las facturas de gas de los meses de abril y mayo. Los aumentos, siempre estimados por la falta de información, fueron muy importantes. El impacto del incremento de todos los costos directos (energía, mano de obra, impuestos proporcionales, reparaciones y mantenimiento) es un condicionante que impacta en la sostenibilidad del expendio de GNC, informaron desde la gerencia de CECLA La Pampa (Cámara de Expendedores de Combustibles, Lubricantes y Afines de La Pampa), a través de un comunicado de prensa.

“En La Pampa el costo del gas ha aumentado cerca de un 420 %. Los costos del gas boca de pozo, el transporte, la distribución y los impuestos hoy representan casi la mitad del precio final del GNC. Con los últimos aumentos, la mano de obra representa a niveles promedio como mínimo un 20 % del precio; con el restante 30 % hay que afrontar los costos de la energía eléctrica (con aumentos mínimos del 100 %), los gastos de mantenimiento y reparaciones (que han aumentado a precio dólar y siguen aumentando a ritmo inflacionario), los impuestos de la actividad (son muy importantes, más aún en un negocio que factura el 100 % de sus ventas), las previsiones para altercados, los gastos de infraestructura, las amortizaciones, etc. Los incrementos en la estructura de costos son desmesurados, se torna compleja la sostenibilidad en el tiempo de la unidad de negocio GNC en estas condiciones. Hoy no es viable, varias estaciones están entrando en pérdidas, y las estrategias para reducir costos son limitadas”, indicaron.

“En otras provincias analizan la posibilidad de trasladar estos aumentos al precio final, en La Pampa esto es más difícil, pues el margen que queda con el precio de la nafta súper es muy acotado. Desde hace meses estamos registrando bajas en las ventas mensuales e interanuales muy importantes. La perspectiva de mediano plazo no es buena, hay estadísticas que demuestran una baja en las conversiones de automóviles a GNC, lo que implica un estancamiento del mercado, y esto es un dato complicado para varios actores”, sostienen.

“Las facturas de gas han impactado fuerte en la economía de las empresas pampeanas, los aumentos y montos implican erogaciones difíciles de afrontar. Todas las estaciones que expenden GNC presentaremos a CAMUZZI una carta de pago bajo protesto de las facturas, pues entendemos que brindamos un servicio público y los aumentos desproporcionales repercuten negativamente en los usuarios de GNC, especialmente trabajadores del transporte y en personas de bajos recursos”.

“La semana entrante tendremos una reunión con ENARGAS, con la confederación nacional (CECHA) vamos a plantear el estado de situación del GNC y las implicancias de los aumentos desmesurados en los costos del gas. Pediremos soluciones que estabilicen la situación y permitan seguir siendo sostenibles”, dijeron.

“El problema ya no es la rentabilidad por sí sola, tenemos problemas de sostenibilidad del negocio, hay PyMES que se encuentran condicionadas. Trasladar los costos al precio no es una salida viable, pues condicionaría más aún la baja del consumo y por lo tanto acrecentaría los problemas económicos. Nos encontramos en una encrucijada, donde el Estado Nacional debe dar soluciones concretas; el impacto de las distorsiones de los precios y los costos no fue pensado de antemano, y esto repercute de manera negativa en el consumo, y obviamente en la estructura y viabilidad de los negocios”, finaliza el comunicado.

No hay comentarios