La Pampa impulsará el fútbol en silla motorizada

0
1104

Desde el Ministerio de Desarrollo Social, conjuntamente con la Escuela de Irregulares Motores y la Fundación Powerchair Football, se impulsará el desarrollo del fútbol en silla motorizada en la Provincia.
Para ello, integrantes de dichos organismos e interesados en participar presenciaron hoy una charla y presentación de este tipo de deporte adaptado.

Romina Iglesias, referente del Programa Deporte Adaptado del Ministerio de Desarrollo Social, comentó que surgió la iniciativa desde el Ministerio de iniciar con el deporte en silla motorizada, para ello contaron con el apoyo de la Escuela de Irregulares Motores y luego convocaron a la Fundación Powerchair Football para “a partir de ahí, tener la posibilidad de armar el equipo de fútbol en silla motorizada”.
Esta actividad está destinada a aquellas personas con discapacidad que necesiten una silla motorizada para poder movilizarse. “No hay edad para ello, sino desde los 9 años en adelante”, señaló Iglesias.

Fundación
Joaquín Oriozabala, representante de la Fundación emprendedora, hizo un repaso de la historia de este organismo en la Argentina donde funciona desde hace 4 años, aunque dijo que el deporte existe hace más de 30 años en el mundo. Luego recordó que a este país llegó de la mano de una familia que tiene un hijo con AME (atrofia muscular espinal), “quienes se interesaron en este tema y así formaron la fundación y a través de distintas entidades y hospitales comenzaron a reclutar jugadores que por su patología se encuentran en sillas motorizadas, ya que no pueden manejar una silla manual”.

Desde allí se conformaron 4 sedes en nuestro país hasta el momento, Córdoba, Rosario, Mar del Plata y Tigre, pero dijo “la idea es expandirnos y el objetivo para este año es duplicar la cantidad de sedes de la Fundación y con ello duplicar la cantidad de jugadores y así seguir creciendo ya que está comprobado que es un deporte que cambia vidas”, en ese sentido adelantó que próximamente contarán con sedes en Bahía Blanca, Santa Rosa, La Plata y Buenos Aires.

Respecto de los beneficios de este deporte, Oriozabala detalló que “se hizo un estudio con más de 50 jugadores, se entrevistó a todo su entorno (médicos, familiares, jugadores, amigos) y se comprobó que un 29% de los jugadores que participan del pawerchair football dejaron de jugar a los videojuegos, un 50% mejoró el manejo de su silla en el uso diario reduciendo los accidentes y un 100% mejoró su desarrollo cognitivo”.

Como otro dato importante señaló “en los testimonios de los chicos reflejan que les cambia la vida, ya que sobre todo les permite integrarse al participar con personas que tienen sus mismas patologías, por lo tanto están en sus mismas condiciones”.

Joaquín indicó que el único requisito para participar de esta actividad es que “por su patología necesiten usar una silla de ruedas motorizada y no puedan practicar otro deporte”.

Las principales patologías que llevan a esta situación son lesionados medulares, distrofias, atrofias musculares, parálisis cerebral, entre otras.
Finalmente, comentó que las sedes cuentan con sillas propias que prestan a los jugadores que se acercan a jugar y no cuentan con ella. También participa de este grupo el fisiatra Walter Visniuk.

No hay comentarios