Licitarán obra techo del Megaestadio

0
1511

El ministro de Obras Públicas, Julio Bargero, anunció que durante los “primeros cuatro meses” de 2017 se licitará la construcción y colocación del techo del Megaestadio de Santa Rosa. Dijo, ante una consulta de Diario Textual, que “empresas especializadas” propondrán el tipo de techo a colocarse. Es decir que, casi con seguridad, habrá un nuevo proyecto.

Dijo que la obra podría finalizarse a fines de 2017 o principios de 2018.
“La idea que estamos manejando en este momento para el año que viene es, licitar la construcción del techo, con el fin de seleccionar el tipo de empresa”, contó.
“Primero se hará el techo, luego todos los interiores y las playas de estacionamiento y demás”, dijo.

“Ya hemos hablado con cuatro o cinco firmas especializadas para eso y vamos tener que decidir el tipo de estructura y modelo, adecuado a lo que está hecho”, manifestó.

“Las novedades podrían darse en los primeros cuatro meses del año que viene. Y una vez cerrado este tema, haremos lo que falta adentro y afuera, que hay que hacer playas de estacionamiento”, adelantó.

El megaestadio se empezó a construir en 2006, durante el Gobierno de Carlos Verna (PJ). Debía terminarse en un año, pero aún hoy está inconcluso. Por errores de cálculos, en 2007, no se pudo colocar el techo.

La empresa Inarco, inicialmente, reconoció que se equivocó en los cálculos para hacer el techo y debió desmontarlo. En el medio, logró una ampliación del plazo para colocar uno nuevo.

El nuevo techo debería estar formado por capas de chapa, poliuretano y chapa nuevamente. En diciembre de 2010 se venció el nuevo plazo que, incluso, le autorizó la Legislatura, pero el techo no fue colocado.

Un año y medio después, a mediados de 2012, el Gobierno anunció cambios. Pero esas modificaciones no fueron aprobadas por los legisladores: directamente reclamaron que rescindieran el contrato con Inarco.

El fiscal de Investigaciones Administrativas, Juan Carlos Carola, acusó en 2013 a Jorge Varela, a cargo en ese momento del Ministerio de Obras Públicas, de incurrir en el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público porque no solicitó la rescisión del contrato, pese a que se le venció el plazo para terminar los trabajos. A punto de afrontar un juicio político, renunció. Ahora deberá enfrentar un juicio penal.

El año pasado, en tanto, el Gobierno de Oscar Jorge rescindió el contrato con la empresa Inarco.

No hay comentarios