Marino sobre el Encuentro de Mujeres: “Fue un verdadero éxito y esperamos repetirlo”

0
223

Este viernes último, en el salón del Concejo Deliberante de Santas Rosa, se desarrolló el Encuentro de Mujeres organizado por el senador por La Pampa Juan Carlos Marino y el Centro de Estudios y Participación Ciudadana (CEPCi). El encuentro reunió a mujeres de distintos ámbitos que contaron sus experiencias exitosas, los desafíos que debieron afrontar y los aprendizajes a lo largo de sus trayectorias.

El encargado de dar las palabras de bienvenida fue el senador Marino quien como anfitrión se mostró orgulloso por ver a tantas mujeres congregadas para escuchar las distintas exposiciones. “Queremos que este sea un espacio de encuentro donde Uds. sean las protagonistas, que a través de los de estas experiencias expongamos los resabios machistas que aún perduran y trabajemos para que nuestra sociedad sean cada vez más igualitaria. Desde que fui intendente en Riglos hasta hoy como senador siempre mantuve un equipo de asesores y de funcionarios equitativo. Pero eso fue una decisión personal y no podemos dejar que la igualdad de oportunidades dependa de la voluntad. Tenemos que transformarla en política de estado” afirmó.

Si bien opinó que “hay muchas cuestiones en las que, como sociedad, hemos avanzado en materia de género, como la concientización y la reafirmación de políticas públicas ante la violencia”, aseguró que “queda mucho camino por recorrer porque la igualdad de oportunidades, la equidad, aún no la hemos logrado y necesitamos políticas públicas que nos obliguen al cambio porque muchos de nosotros fuimos criados en una cultura machista y la reproducimos sin darnos cuenta”.

Luego de las palabras inaugurales de Marino, fue el turno de exponer de Mercedes Velázquez, abogada experta en políticas de acceso universal, quien contó cómo, tras recibirse y al querer especializarse en disciplinas relacionadas a las tecnologías, se vio inmersa en un mundo netamente masculino donde “las mujeres eran vistas de reojo”.
Si bien celebró que la Argentina fuera el primer país en adoptar el cupo femenino para cargos electivos, señaló que “ese debe ser un piso, no un techo. Educarse y capacitarse es la única salida hacia la equidad de género”, fue su mensaje final.

En segundo término compartieron su historia las hermanas Somoza, Ana Paula y María José, jóvenes emprendedoras piquenses a creadoras de Lolas Complementos. “Los inicios fueron duros, éramos jóvenes y al principio costó que nos vieran como empresarias. El crecimiento fue paulatino pero sostenido y hoy podemos decir que aquel proyecto ya es una realidad. Hemos superado muchas piedras en el camino y seguramente habrá muchas piedras más por superar, pero no tengan miedo, fueron esas dificultades las que nos fortalecieron”. Sobre el rol de la mujer en la actualidad, reflexionaron: “Este año fue un quiebre, la mujer se está reivindicando”.

A su turno, Silvia González, fundadora ONG Estrellas Amarillas La Pampa, contó cómo durante su desarrollo como periodista gráfica, muchas veces, por ser mujer, le destinaban los peores equipos para trabajar o le asignaban casos policiales en altas horas de la noche, en zonas complicadas. Años más tarde, su vida dio un giro de 180 grados cuando una tragedia la separó de su hijo Sacha. En ese momento Silvia sacó fuerzas de donde no había y hoy es una referente de la ONG Estrellas Amarillas, que nuclea a familiares de víctimas de siniestros viales y desde donde generan campañas de concientización. “Lucho para que las madres puedan defender a sus hijos. Somos todas mujeres, moviéndonos en un mundo de hombres: intendentes, gobernadores, jueces”, graficó.

El cierre de las exposiciones fue para Roxana Lercari, docente especializada en Ciencias de la Educación y actualmente intendenta de Realicó quien contó una anécdota que la marcó: Tras terminar sus estudios secundarios, ella quería continuar una carrera universitaria pero, al contarle a su padre, la respuesta fue “las mujeres no necesitan estudiar”. No era en tono despectivo, más bien paternalista, pero marca cómo eran las cosas en otros tiempos, rasgos que aunque disminuidos aún perduran. “Trabajaba en doble turno, estudiaba y era ama de casa. Salvo por ese episodio nunca sentí diferencias de género, tiene que ver con una actitud. En el respeto se ve la igualdad y para ello resulta fundamental la educación y la familia. Debemos seguir siendo mujeres y mejorar a cada paso. Necesitamos de los hombres y los hombres necesitan de igual manera de las mujeres. Debemos trabajar juntos” concluyó.

Otro de los ejes de la jornada fue la diferencia en la tasa de empleo, es decir la diferencia entre la cantidad de hombres y mujeres que tienen trabajo formal, que es mucho más alta en el interior del país y los problemas que afrontan las mujeres para revertir esa desigualdad.

Marino, al agradecer a las expositoras y a los asistentes, puso sobre el tapete las estadísticas: “En Argentina, la brecha salarial entre mujeres y varones oscila entre el 21 y 24 por ciento en el caso de los trabajadores registrados, y asciende al 35% en el segmento informal. Además, si bien más del 50 % de la matrícula universitaria es femenina, hay sobrepoblación de mujeres en algunas carreras como docencia o enfermería mientras que en las ciencias “duras” y en las relacionadas al sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación -TIC´s-, solo el 27% de los graduados son mujeres”, informó el senador.

No hay comentarios