Marino: “esta situación exige un trabajo conjunto”

0
735

Así se refirió el senador por La Pampa Juan Carlos Marino al proyecto presentado junto a los senadores Durango y Lovera y aprobado por la Cámara Alta, mediante el cual solicitan la incorporación de algunas regiones del norte provincial que actualmente están excluidas de los beneficios de la Emergencia Agropecuaria, en vistas de atenuar los importantes daños como consecuencia de las inclemencias del clima. Cabe señalar que durante la última reunión de la Mesa Provincial de Emergencia Agropecuaria se confirmó a través de imágenes satelitales que son 150.000 las hectáreas comprometidas por el agua, pertenecientes a los departamentos Chapaleufú, Maracó, Realicó, Trenel, Quemú Quemú, y parte de Atreucó.

“Algunas zonas ya se encuentran alcanzadas por la Declaración de Emergencia Agropecuaria, establecida en junio de 2016 y que tiene vigencia hasta el 30 de abril del año 2017, pero ahora la extendemos en el tiempo e incluimos regiones que no eran alcanzados por la misma. A raíz de de los perjuicios que ocasiona el agua sobre su capacidad productiva, resulta indispensable asistirlos en su recuperación”, explicó Marino.

Específicamente se establece la prórroga del estado de emergencia y/o desastre agropecuario (Ley 26.509) para las zonas de Realicó, Chapaleufú y Maracó ya alcanzadas, y se declara esa misma categoría para Trenel, el resto del departamento de Maracó, Quemú Quemú, Conhelo, Atreucó y Rancul. En Buenos Aires, la extensión se solicita para Rivadavia, General Villegas y Adolfo Alsina y se establece para Carlos Tejedor, Florentino Ameghino, el resto del partido de General Villegas, el resto del partido de Rivadavia y General Pueyrredón.

Para acceder a los beneficios de Ley 26.509, los productores afectados deberán presentar un certificado emitido por la autoridad provincial competente, en el que conste que sus predios o explotaciones se encuentran comprendidos en los casos previstos en cada artículo.

La Ley de Emergencia Agropecuaria establece que las instituciones bancarias nacionales y la Administración Federal de Ingresos Públicos arbitrarán los medios necesarios para que los productores agropecuarios gocen de los beneficios previstos en los Artículos 22 y 23, entre ellos, asistencia financiera especial; espera y renovaciones a pedido de los interesados de las obligaciones pendientes; otorgamiento de créditos que permitan lograr la continuidad de las explotaciones, la recuperación de las economías de los productores afectados, y el mantenimiento de su personal y asistencia técnica y financiera realizando aportes no reembolsables para gastos de inversión y operación para recomponer la capacidad productiva, con preferencia a productores familiares con pequeñas escalas de producción y subsistencia.

“Sabemos que es solo un paliativo, pero redundará en importantes beneficios para las localidades afectadas, sus habitantes y los productores. Humildemente, debemos destacar que primó el sentido común y los tres senadores que representamos a La Pampa coincidimos en la necesidad de presentar un proyecto de estas características y unir las fuerzas para que salga adelante. No es la primera vez que las fuerzas políticas de La Pampa con representación en el Senado trabajamos mano a mano, se ha dado con el Dr. Marín en ocasión del conflicto con el campo y con el Ing. Verna en relación a la solicitud de subsidios en la tarifa del gas. Si bien la situación es angustiante, es una buena noticia teniendo en cuenta la gravedad del contexto”, finalizó Marino.

No hay comentarios