Memoria, Verdad y Justicia

0
409

¿Qué tienen en común las juventudes del 76 y la del 2016?.
Aquellas juventudes del 76, hombres y mujeres de hoy, luchaban y defendían ideales que muchos no supieron entender en su momento, su lucha era contra las injusticias, por una mayor inclusión social, por una educación más inclusiva, por mejoras salariales, por los derechos de los trabajadores y estudiantes, en contra de los intereses imperialistas.
Se creía en poder cambiar el mundo y por primera vez el estudiantado se identificaba con la lucha del pueblo trabajador, era comprometerse con el ideal que buscaba el bien común.
Hasta que llegó el golpe del 76 y cambió el escenario, el terrorismo de estado se propuso como objetivo destruir esta generación y su espíritu transformador a través de persecuciones, torturas y desapariciones.
El 24 de marzo de 1976, una Junta de comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas derrocaba al gobierno constitucional de entonces y asumía el control del país.
Ese control del país, significó entre otras cosas, la disolución de los partidos políticos, del Congreso, la anulación de la libertad de prensa y expresión, el reemplazo de la Corte Suprema, la entrega económica y, fundamentalmente significó muerte.
El 24 de marzo del 76 no fue un golpe más, era el principio del mayor genocidio de la historia nacional, el plan de exterminio estaba en marcha y así las Fuerzas Armadas con sus complicidades civiles, invadió hogares, secuestró, torturó, mató, robó bebés, desapareció, saqueó hogares y también el patrimonio nacional. Los argentinos ya no seríamos los mismos.
Aquellos que no hemos vivido en forma directa ese genocidio, muchas veces sentimos dolor, bronca, impotencia, angustia, desesperación cuando nos enteramos de los martirios a que fueron sometidos muchos de nuestros ciudadanos a manos de esas bestias disfrazadas de funcionarios y gobernantes.
Y también nos hemos preguntado qué nos pasó como argentinos, como nación, como estado, porque tuvimos que pasar tanto horror.
Y no será hoy ni a través de estas palabras la forma de contestar estas preguntas que parecen tan simples pero son tan complejas. Pero sí debe ser hoy el momento de reflexionar porqué dejamos atrás tanto horror, porqué podemos decir que en la Argentina nunca más el terrorismo de estado y para siempre la democracia y el estado de derecho.
Porque hoy debemos reiterar que no porque sí hoy no gobiernan más los militares, que no es porque sí que hoy hacemos valer el estado de derecho.
Fue porque hubo hombres y mujeres valientes, con fuerte vocación democrática, que abrieron paso a la recuperación y al afianzamiento de la Democracia y el estado de derecho.
Claro que también es justo reivindicar que algunas acciones de los gobiernos democráticos que subsiguieron también contribuyeron a ello, desde aquel histórico y fundamental juicio a las juntas militares hasta muchas otras que contribuyeron a que hoy podamos contar 40 años de libertad y recordar como una locura criminal los golpes de estado.
Desde el 2003 con la llegada de Néstor Kirchner al poder y la continuidad con nuestra presidenta Cristina Fernández, se comenzó a hablar de redistribución, de pueblo, de autonomía, de Latinoamérica, y empezaron a circular, legitimadas desde el Ejecutivo, las historias de luchas de los 70, las ideas y los conceptos retornaron a la política, los derechos humanos pasaron a formar parte de la política de estado; comenzó a cuestionarse el poder de los grandes medios y se gestó la Ley de Servicios Audiovisuales; se vuelve a dar dignidad al trabajador, se incluyen derechos olvidados y se generan nuevos derechos, jubilación para quienes trabajaron toda la vida pero en negro y nunca llegarían a jubilarse, la asignación universal por hijo para quien no gozan de otros beneficios, el plan Nacer para futuras mamás, la sanción de Diputados de todos los bloques para la Ley de empleadas domésticas.
El golpe del 76 tuvo un efecto siniestro, y sin embargo hay quienes hoy, con similar empeño intentar recrear esta situación desde algunos sectores porque les molesta que las ideas y la juventud del 76 sea la clase gobernante de hoy.
¿Qué hubiera sido de nuestra historia sin aquel tristemente célebre 24 de marzo?.
Probablemente estarían firmemente arraigados los valores por los que hoy seguimos luchando, y se hubiesen evitado 30.000 muertes. Así llegamos hoy donde nuestra juventud entendió que es posible creer que los cambios sociales y transformadores se logran desde la política.
Y como alguien dijo por ahí, el plan les salió mal, la juventud vuelve a la militancia, y esa es la mejor reivindicación por nuestros desaparecidos.
Pero lo más importante que podemos decir hoy es que ninguna acción individual, ninguna acción de un gobierno fuese del color que fuese puede sepultar para siempre un mal tan grande como los golpes de estado y el terrorismo de estado, si no existe una fuerte conciencia colectiva que acompañe y defienda como un valor innegociable el respeto por la dignidad, por la libertad y por la voluntad de todos los hombres y mujeres.
Y es esto lo que hemos logrado como argentinos en su conjunto.
Hoy la libertad, la democracia y la dignidad de todos los hombres por igual, son valores que la gran mayoría de nosotros defenderemos pertenezcamos al sector que pertenezcamos, y es por eso que nos encontramos todos repudiando aquel golpe de 1976.
Y si es posible rescatar alguna enseñanza de tanto horror, creemos que esa enseñanza debe ser que cuando como sociedad encontramos los consensos básicos y fundamentales, tenemos la fuerza suficiente para derrotar cualquier mal, sean estos los golpes de estado, la pobreza, la ignorancia, la desigualdad, la injusticia.
Por último es nuestro deseo que ese altísimo costo que pagamos hace 40 años, nos sirva hoy para seguir con fuerza defendiendo la democracia y la libertad, pero también nos sirva para comprender de lo que somos capaces los argentinos si ponemos todo nuestro coraje, si encontramos los consensos, si afianzamos los vínculos de solidaridad, no hay desafío que se nos pueda resistir.
(Oscar Pepa presidente del Partido Justicialista y Juventud Peronista Intendente Alvear)

No hay comentarios