Muere periodista pampeana en un choque

0
2386

La periodista pampeana Yanina Lofvall murió esta mañana en un choque frontal en el kilómetro 142 de la ruta 205, cerca de la localidad bonaerense Roque Pérez. La joven había salido desde La Plata con rumbo a Santa Rosa para la presentación de un libro que estaba prevista para el próximo martes en la Universidad de La Pampa.
Según el portal de noticias ABC Saladillo, el siniestro involucró a dos vehículos: un Chevrolet Corsa (color gris) y un Chevrolet Agile (color blanco). En el primero iba Lofvall (34) junto a Pablo Alberto Ramos (35), otro pampeano que resultó gravemente herido y que permanece internado en el hospital de Roque Pérez.
En el otro auto viajaban tres personas, dos de las cuales también murieron: Rodolfo Cardoso (73 años) y Liliana Noemí Pesaresi (54). Aldana Pereyra (22) está herida de gravedad; los tres oriundos de Saladillo.
El accidente se produjo a la altura de la estancia La Biznaga. La prensa local, en base al testimonio de testigos y de los Bomberos, hablan de un choque de frente, pero aún no se ha podido determinar las causas.
Los bomberos trabajaron arduamente para poder sacar los cuerpos que quedaron atrapadas en los vehículos destrozados.

lofvall2SIERVAS TRINITARIAS
“Siervas Trinitarias” es el título del libro que escribió Yanina Lofvall, la joven santarroseña que pasó siete años y dos meses en el cenáculo del Instituto Servis Trinitatis de la capital pampeana. Es la organización que en 2007 fue denunciada como “secta católica” en la Justicia pampeana. Los dos principales acusados fueron los sacerdotes Antonio Martínez Racionero y Ricardo Latorre, quienes estaban a cargo de ese lugar y que finalmente fueron exculpados. Ahora ella revela el mecanismo de dominación.

La familia de Yanina fue una de las denunciantes. Acusaron a los curas de reducir a la servidumbre y de estafa a decenas de jóvenes, con graves consecuencias psicólogicas y hasta físicas.

Luego de salir del cenáculo, que en Santa Rosa estaba ubicado en la calle O’Higgins, la joven comenzó a ser asistida por una psicóloga y a volcar en la escritura todos esos años en el instituto católico, fundado por el cura Gratiniano Checa Colmena en la ciudad de Cuenca, España, y con ramificaciones en Venezuela y Argentina.

“Así pasaban los días, meses y años… Rejas invisibles se habían apoderado del cuerpo, mente y alma. Las rejas más duras que jamás pude imaginar. Te roe por dentro. Durante mucho tiempo venía a mí una pregunta cargada de profundo dolor: ¿qué me hicieron? Sentía que me habían violado lo más íntimo de mi ser, mi pensar. Se habían metido en mi cabeza y la habían modificado a su gusto secuestro, lavado de cerebro, robo de identidad, quiebre de voluntad. No son palabras simples y hay que animarse a enunciarlas. Ojalá este libro ayude a todas esas personas que por credulidad, por ignorancia, por soledad, cayeron en un movimiento sectario. Para que se conozca cómo operan”, es uno de los fragmentos de la publicación que se presentó el domingo 12 de abril de 2015 en el Centro Cultural Municipal de Santa Rosa.

No hay comentarios