“Nos ofendieron en el juicio”

0
617

(Daniel Alberto Chimussa vistiendo una camiseta del club Ingeniero White de Banderaló que tiene la leyenda “Gracias por todo CHIMU”, como apodaban a su hijo José)

Al cumplirse el pasado lunes un año del siniestro vial ocurrido en ruta provincial 1, donde perdió la vida, ese día, Oscar Toranzo (22 años) y un semana más tarde José Chimussa de 20 años, ambos de la localidad de Banderaló, el Norte en movimiento mantuvo contacto con Daniel Alberto Chimussa, el padre del último joven mencionado,
El viernes 29 de setiembre, por la figura penal de “doble homicidio culposo”, en la ciudad de General Pico el juez de audiencia Carlos Pellegrino impuso la pena de “tres años de prisión de ejecución condicional e inhabilitación para conducción de todo tipo de vehículos automotor por un período de ocho años” a Néstor Facundo Khunt (48 años), domiciliado en Villa Sauze, quien manejaba el auto, un Ford Fiesta, y tras cruzarse de carril embistió la motocicleta Yamaha YBR, 125 cc. en la cual viajaban los adolescentes hacia su pueblo natal desde la localidad de Intendente Alvear, donde esta tarde habían estado visitando amigos.
Daniel Alberto Chimussa, como no podía ser de otra manera, se mostró disconforme e indignado con ese fallo.
“Ha salido el fallo, fue hecho por Fiscalía de oficio, no tanto pedido por nosotros, y le dieron esa condena de prisión en suspenso, y 8 años sin poder manejar, ahí sí habíamos solicitado 10 años. Lo que no sé si ya dejó de manejar o cuando le van a sacar al carnet”, indicó.
El debate oral y público tuvo una sola audiencia en Tribunales de la Segunda Circunscripción Judicial de la ciudad de General Pico.
Néstor Khunt contó la defensa particular del abogado José Luis Bernal. Mientras que la familia de Toranzo estuvo representada por los doctores Carlos Testa y Dora Elías y el abogado Carlos Febre hizo lo propio con la de Chimussa.
Por el Ministerio Público Fiscal actuaron los fiscales Ivana Hernández y Ariel Cecotti.
El abogado Bernal pidió absolución de Khunt. La pena impuesta finalmente fue la que solicitaron en el juicio los fiscales y los abogados querellantes.
NOS OFENDIERON
“Nos ofendieron en el juicio cuando el abogado defensor del señor Khunt , dijo que los chicos habían querido matarse; le pediría a este abogado que si tiene hijos se ponga una mano en el corazón, porque una cosa es un accidente, y otra cosa es decir que los chicos se quisieron matar”, sostuvo Daniel Chimussa.
Siguiendo con su narración, agregó que, “aparte le cuento que fueron con testigos falsos, tanto el hijo de Khunt como el testigo que llevaron, dijo en un momento que a los chicos nunca los vio, y después dijo que no los reconoció porque estaba con el casco puesto”
Chimussa considera como mentiras, en cuanto a lo expuesto sobre la vestimenta de los jóvenes, y que él puede demostrar que se mintió porque tiene la ropa que llevaba su hijo ese día y que guarda hasta el casco.
Chimussa añadió que solo sabe que “el auto se cruzó de mano”, pero desconoce los motivos por los cuales realizó esa maniobra el conductor del automóvil.
“Esa es la justicia que tenemos en nuestro país, porque hay dos muertes, pero todo es posible, es tan fácil actualmente salir a matar”, dijo con total resignación y dolor.

En la jornada que se conoció el fallo, el juez Pellegrino indicó que “es probable, como lo señala el perito, que a causa del mal estado de la ruta, con la existencia de múltiples baches, el conductor imputado, en la intención de esquive de las imperfecciones de la cinta asfáltica, cruzó hacia el carril contrario sin advertir el avance del rodado menor. Asimismo, también resulta probable que, por los graves desperfectos señalados en el mantenimiento de la vía de circulación, la motocicleta avanzara hacia el centro de la ruta y no sobre su derecha, sin imaginarse la aparición de un obstáculo insalvable”, aclarando que “ambos- con ductores se domiciliaban en pueblos cercanos al lugar de impacto, transitando con frecuencia por esa ruta y conocían el estado de la misma. La conducta del encartado no solo resultó imprudente sino que también antirreglamentaria”, agregó el magistrado cuando condenó a Khunt.
UNA BURLA
Chimussa entiende que esos 3 años de condena “es una burla”, de todas maneras reconoció que Néstor Khunt, jamás lo molestó, “solo lo vi el día del juicio”, afirmó.
Luego de la consulta si apelarían el fallo, respondió que, “aún no he hablado con el abogado, pero lo haré en estos días y si corresponde podríamos apelar”.
“Más que apelar quiero saber exactamente que sucedió ese día -dijo, para culminar con una sospecha “no se sabe quien manejaba, si era el señor Khunt o el hijo”.

No hay comentarios