Policías mataron a un cazador e hirieron a otro en Lonquimay

0
1977

El trágico episodio ocurrió este domingo a la noche en la zona rural, entre La Gloria y la mencionada localidad. Hay dos uniformados detenidos, que serían indagados y formalizados este lunes. Serán acusados de “homicidio” agravado por la condición de policías.

El cazador piquense identificado como Héctor Santiago Garialdi (38) -foto- llegó al hospital trasladado por sus compañeros, con una herida de bala en la cabeza. Mientras que el otro herido, Andrés Casabonne, también oriundo de General Pico, recibió un impacto en el glúteo, y permanecía hospitalizado.

Casabonne también es quien manejaba la camioneta en la que iba Matías Ramos, otro cazador muerto en un enfrentamiento con la policía en 2009.

De acuerdo a lo que pudo saber El Diario, el hecho se produjo alrededor de las 21:00 horas cuando un grupo de cuatro cazadores se encontraba en un camino vecinal y presumiblemente -sin mediar palabras- los policías habrían comenzado a efectuarles disparos con sus armas reglamentarias. Garialdi iba en la torreta, donde habitualmente se ubica el tirador, junto al que maneja el reflector.

Los efectivos policiales -serían de apellidos Safenrreider y García- quedaron detenidos a disposición de la justicia. Este diario también pudo saber que los dos uniformados serían indagados este lunes y formalizados cerca del mediodía.

Los cazadores se movilizaban a bordo de una Ford F-100 de color gris, patente AWC 070, y con vidrios polarizados. El vehículo de caza -que pertenece a Mario Arroyo, otro piquense- recibió tres impactos de bala: uno de los disparos ingresó por la puerta del conductor y fue el que hirió en el glúteo el cazador. En la escena del trágico episodio se encontraron más cápsulas de balas servidas (todas de 9 milímetros) y “miguelitos”.

“Todo hace pensar que se trató de una especie de emboscada”, confió a El Diario una fuente judicial. Uno de los cazadores aseguró anoche que la policía nunca prendió las balizas de la patrulla rural y que les pincharon las ruedas. De hecho, llegaron al hospital de Lonquimay en llanta y solos porque los policías se fueron del lugar. El camino vecinal donde ocurrió el incidente comunica directamente con ese centro asistencial.

Las autoridades del Ministerio de Seguridad y de la Policía pampeana viajaron al lugar y hasta pidieron refuerzos ante el temor de posibles incidentes. También estuvieron presentes los fiscales Guillermo Sancho, María Cecilia Martiní y Oscar Cazenave. El caso quedó en manos de Martiní.

Anoche mismo la División Criminalística hizo los peritajes de rigor ante los fiscales. Los representantes de la Justicia pampeana secuestraron las dos armas de los policías, la carabina de los cazadores y las dos camionetas. El móvil de la policía no tiene impactos de bala, aunque sí una “marca” en un parante que se supone puede ser un golpe. El fiscal Sancho ratificó este lunes en declaraciones radiales la versión de los cazadores.

CASO RAMOS
El caso ocurrido este domingo a la noche en Lonquimay trajo a la memoria la muerte de Matías Ramos, un cazador oriundo de la ciudad de General Pico, que murió en un enfrentamiento con policías de la localidad de Eduardo Castex en el año 2009.

La muerte de Ramos se produjo el lunes 6 de julio de 2009, entre las 19:30 y las 20, a 5 kilómetros al oeste de Castex. Dos policías -Pedro Núñez, conductor de una camioneta Ford Ranger de la comisaría de Castex, y Daniel Pérez- pretendían detener a la pick-up cuyos ocupantes estaban cazando liebres europeas, en forma ilegal, en una calle pública. El conductor de esa camioneta era Casabonne.

La camioneta policial se trasladaba por la ruta provincial 102, cuando advirtieron a los cazadores. “Procuraron interceptarlos deteniendo la camioneta policial del lado izquierdo del camino. En el momento que la conducida por los cazadores, con los reflectores enfocados hacia el móvil policial se acercó e intentó esquivarlos, desde la camioneta policial efectuaron disparos de arma de fuego; uno de los cuales ingresó en el borde interno derecho de la base superior nasal de Matías Eugenio Ramos, causándole la muerte”, reconstruyeron en su momento los jueces.
(Fuente: El Diario)

No hay comentarios