Presentan la acusación formal por el homicidio del bebé en Realicó

0
1322

(Fiscales Agüero y Hernández)

Los fiscales Agüero y Hernández presentaron esta semana la acusación formal contra el joven de Realicó que se encuentra detenido sospechado de asesinar a un bebé en diciembre de 2015. Para los investigadores hubo intención de cometer el hecho, por lo que acusaron al imputado por el delito de “homicidio simple”. Ahora el defensor Ortiz Zamora tendrá tiempo para hacer las presentaciones que crea que corresponden, dado que en todo momento sostuvo que se trató de un hecho accidental.

Después de una investigación que lleva un año y ocho meses, el Ministerio Público Fiscal finalmente presentó la acusación formal contra Pablo Daniel Tessio, el realiquense que fue detenido semanas atrás sospechado de quitarle intencionalmente la vida a un bebé de 11 meses.

De acuerdo a la teoría del fiscal general, el doctor Armando Agüero, y la fiscal de Delitos contra las Personas, la doctora Ivana Hernández, el 15 de septiembre de 2015, alrededor de las 16:30 horas, dentro de su vivienda Tessio tomó en sus brazos a Gabriel Rodríguez, hijo de su prima Dalma Rodríguez, y lo lanzó “con extrema violencia” contra la pared o el suelo. El accionar violento provocó lesiones de suma gravedad el menor, que terminaron con su vida cuatro horas después.

Los funcionarios judiciales hicieron especial hincapié en las lesiones que presentaba el cuerpo del pequeño, que se condecían con un ataque intencional y no con una caída en el marco de un accidente doméstico, hipótesis que la defensa intentó instalar desde el comienzo.

Los fiscales acusaron al detenido por la figura de “homicidio simple”, que tiene una escala penal que va de los 8 a los 25 años de prisión de efectivo cumplimiento.

Ahora se espera la notificación del defensor particular Oscar Ortiz Zamora, quien se estima realizará alguna presentación contraria a la del Ministerio Público Fiscal, ya que como lo anticipó en una entrevista que brindó a El Diario días atrás, a su criterio se trató de un “homicidio culposo”, cuya escala penal va de 2 a 5 años de prisión, que puede ser en suspenso sino supera los 3 años. Para el letrado, su cliente fue “imprudente o negligente” a la hora de manipular al niño que se encontraba llorando en su habitación, por lo cual este se le resbaló de las manos y cayó duramente contra el suelo.

Las presentaciones de las partes deberán ser analizadas posteriormente por un juez de control, que será el encargado de revisarlas y dictar el auto de apertura. Luego será tiempo de la audiencia de ofrecimiento de pruebas y el sorteo de los jueces que intervendrán en un eventual debate oral y público.

No hay comentarios