Especialistas y entidades agropecuarias manifiestan que el desfasaje entre los bajos precios y los costos altos van a incrementar la actual crisis del sector lácteo. Entre las medidas necesarias para paliar a futuro esta crítica situación, se prevé como necesaria “la intervención del Estado, de manera activa y urgente, sentando en una misma mesa de diálogo a productores, industria y supermercados”.

“En la Argentina cerraron más de 5.000 tambos en los últimos años, y la Federación Agraria Argentina estima que, de mantenerse la situación como está hoy, en el 2016 podría cerrar la mitad de los emprendimientos existentes”, así comienza un informe de coyuntura elaborado por el especialista en economías regionales Aniceto Chambrillon para la Consultora CPS Comunicación.
Según el informe, los tamberos sufren “una importante baja en la rentabilidad afectada por una doble tensión sobre el precio del litro de leche producido: por un lado, la industria paga menos que hace algunos meses y, por el otro, los costos de producción aumentan al ritmo de la inflación, aspecto que se profundizó tras la devaluación y la eliminación/baja de los derechos de exportación, medidas adoptadas a partir del 10 de diciembre”.
“La devaluación de más de un 45 por ciento de la moneda, significó un duro golpe para los costos de producción, en la mayoría de los casos atados al valor de la moneda extranjera y sumidas en fuerte proceso inflacionario”, sostiene Chambrillón.
Y se remarca que los mayores beneficiados con la cadena de producción láctea, son finalmente los supermercadistas, “el tercer eslabón se queda con más del 50 por ciento, la industria con un 32/35 por ciento y el productor con un 15/18 por ciento. Así, los números no cierran y la rentabilidad es negativa: da pérdida” se remarca. Sin embargo en el informe se puntualiza según la propia respuesta de un tambero que “la ecuación es simple: un 33% para el productor, un 33% para la industria y el otro 33% para la comercialización. Así es la única forma que funcione”.
Suben los costos de producción
En la Cuenca láctea Mar y Sierras, que abarca desde Mar del Plata hasta Olavarría, se produce un millón de litros de los 31 millones diarios que se aportan en todo el país. Eso representa 3 millones de pesos diarios, 90 millones de pesos por mes y más de mil millones de pesos al año. Alejandro Stefano, Vicepresidente de la Cuenca explica con claridad el aumento de costos que tuvo la actividad en los últimos meses: “todo lo que son los cereales; nosotros pagábamos el kilo de alimento balanceado mil pesos, es decir, un peso el kilo, y actualmente lo estamos pagando 2 mil pesos. El alimento balanceado significa para los tambos el 30% del costo directo”.
El maíz, que es un insumo fundamental en la cadena láctea, al igual que en las cadenas de producción de carnes, tuvo un aumento en su valor del 150% entre el 30 de agosto de 2015 y el 1 de abril de 2016, según datos de la Bolsa de Comercio de Rosario, pasando de los $917 por tonelada a los $2.200 actuales.
¿Se puede salir?
Finalizando su informe es especialista pone de manifiesto que “la competitividad del sector agropecuario y su rentabilidad no sólo dependen del valor del tipo de cambio (devaluaciones) y de la eliminación de los derechos de exportación. Se requiere de políticas públicas activas que interpreten la realidad de cada sector, de cada economía regional en particular y profundicen en soluciones específicas”.
Asimismo, describe que “se deben implementar líneas de crédito a tasas blandas, teniendo en cuenta las necesidades de los productores, para capital de giro e inversión, con garantías adecuadas y plazos de pago acordes a los ciclos naturales de la actividad”.
Por otra parte Chambrillón dice que “el Estado debe intervenir de manera activa y urgente, sentando en una misma mesa de diálogo a productores, industria y supermercados. Hay que aumentar el precio que se paga por litro de leche producido. La intervención de los gobiernos a través de compensaciones no es suficiente”.
Por último, aporta que deben realizarse “misiones comerciales en el exterior para fomentar y abrir nuevos mercados, recuperar espacios y ofrecer los productos nacionales”. (InfoGEI) Mg

(foto: diariotiempodigital.com)

No hay comentarios