El pueblo unido ante la adversidad

0
619

A fines del mes de junio, el agua proveniente del sur de Córdoba producto de los excesos hídricos comenzó a cubrir el pavimento del único acceso a la localidad de Adolfo Van Praet.
La gran masa de agua que llegaba desde el sector oeste y sur cubría varios metros de la cinta asfáltica y a su paso había inundado grandes extensiones agropecuarias.

El riesgo estaba latente, si las obras de emergencia no lograban contener y desviar el agua podía ingresar al casco urbano y muchos habitantes del lugar salieron rápidamente a dar una mano ante el complicado panorama. Los caminos vecinales estaban todos muy complicados para transitar. Desde la comuna se profundizaron los canales paralelos a las vías del ferrocarril, de este a oeste para permitir el escurrimiento hídrico.
Además se colocaron alcantarillas, entre otras obras pero el ingreso de agua a ese sector es muy caudaloso.

“Las calles que dan a las quintas, hacia el lado de Realicó, están todas cerradas con montañas de tierra para frenar el agua que se viene desde ese lado”, decía un vecino.
“En estos días fue la gente a llenar bolsas de tierra, otros llevaban café y mate”, agregaba.
“En el pueblo se está viviendo una situación muy complicada debido al avance de las aguas que están entrando a nuestro pueblo.
La mayoría de los habitantes estuvimos llenando bolsas con tierra para sumarlas al muro de contención que rodea a nuestro
pueblo del lado oeste”, sostenía la enfermera del lugar

La bibliotecaria Eugenia Blanco aparecía en videos e informes periodísticos junto a otro pobladores expresando que el agua rodeaba a la localidad. “Llamamos a todos los vecinos para ir llenando y cosiendo bolsas para hacer muros de contención. Hay mucha preocupación”, afirmaba.

Mientras maquinarias provinciales colocaban alcantarillas, hacían un retreo sobre uno de los préstamos de la ruta nacional 188 y profundizaban canales, entre otras tareas, el vecino acudió a la zona de riesgo y su ardua tarea también fue vital para
salvaguardar el casco urbano. Un pueblo unido ante la adversidad, actitud digna de destacar en medio de un clima desesperante…

No hay comentarios