“Puede volver a pasar”

0
1302

El productor afectado por la muerte de 212 novillos que bebieron agua contaminada con herbicida, Sergio Franchetto, narró su situación y alertó sobre el problema. “Esto puede volver a pasar, porque las máquinas, acá y en todo el país, cargan en los tanques. Uno no tenía idea de lo peligroso de esto”, dijo en diálogo con Radio Textual, por FM Sonar, emisora santarroseña.

Desligó totalmente de una mala intención al operario que manipulaba la fumigadora y al dueño.
“Quiero aclarar que el operario no tuvo ninguna mala intención. Es amigo y está muy mal. Quiero sacarle responsabilidad a él. Es una válvula de la máquina que no cierra cuando los tanques están bajos”, explicó.

El hecho se produjo en un campo de Ingeniero Luiggi, cuando una fumigadora terrestre cargó agua del tanque que abastece los bebederos de los animales y allí dejó una parte de las sustancias para fumigar, lo que provocó la intoxicación del ganado. Las pérdidas económicas llegan a 2,5 millones de pesos.

Dijo que luego de detectar que el problema había sido por la contaminación en el agua se hicieron pericias a la máquina fumigadora y se constató una falla. “Aún los análisis del agua no están. Pero también se hizo una pericia a la máquina y se constató que es una falla de la fumigadora no del operario”, aclaró.

-¿Entonces, podría responder la empresa por los daños causados?
-No sé. Es todo muy reciente. Quiero aclararlo porque el operario es amigo y está muy mal. Quiero sacarle responsabilidad a él. Es una válvula que no cierra cuando los tanques están bajos.

Finalmente agradeció a las autoridades municipales, del Gobierno provincial, Senasa, del Banco de La Pampa que se contactaron para ayudarlo y ofrecerle líneas de créditos. “Estamos decididos a encarar un crédito. Hay que volver a empezar y salir adelante”, expresó.

Dijo que por disposición de Senasa, los animales fueron enterrados a tres metros bajo todas las normas ambientales.

No hay comentarios