Se reestrena “Anochecer de un día agitado”, la primera película de los Beatles

0
189

La trama narra la vida de John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr, los cuatro integrantes del grupo, en pleno apogeo de la banda.

“Anochecer de un día agitado”, la primera película que tuvo a los Beatles como protagonistas, realizada en 1964 por el director Richard Lester, que en un tono de falso documental retrata el furor que provocaba la banda en todo el mundo, será reestrenada este jueves, en los Village Cines, en donde se podrán ver copias remasterizadas.

El filme,realizado pocas semanas después de la histórica primera visita del cuarteto de Liverpool a Estados Unidos, es considerado un ícono de la cultura pop y un antecedente de los videoclips musicales que se popularizaron en la década del ’80.

Con una alta cuota de sarcasmo, ,la trama narra la vida de John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr, los cuatro integrantes del grupo, en pleno apogeo de la banda la cual se reducía a grabar discos, tocar en vivo, salir de gira y vivir encerrados en hoteles para protegerse del acoso de los fans.

En ese contexto aparece un personaje, interpretado por el actor Wilfred Brambell, que hace de abuelo de Paul McCartney, quien logra salir con ellos de gira y ser partícipe del estilo de vida de los cuatro músicos.

Su intervención logra convencer a Ringo Starr de “liberarse” de los compromisos y “disfrutar la vida”, lo que lleva al baterista a recorrer la ciudad sin dar noticias de su paradero al resto de sus compañeros, pocas horas antes de tener que cumplir con un importante show.

A lo largo de la película, también se reproducen escenas de absurdas conferencias de prensa y persecuciones de fans, algo que era moneda corriente en esos días para los cuatro jóvenes de Liverpool.

Trailer “Anochecer de un día agitado”

Obviamente, el filme cuenta con varios pasajes musicales, con canciones que luego fueron parte del homónimo tercer disco de la banda y muchas composiciones que ya habían sido incluidas en su segundo disco “With the Beatles”.

Si bien existían antecedentes de estrellas de rock en la pantalla grande, como el caso de Elvis Presley o Bill Halley con su “Rock alrededor del reloj”, esta aparición de los Beatles fue celebrada por la calidad del filme y la capacidad actoral de los miembros del grupo, especialmente en el caso de Lennon y Ringo, lo cual llevó a los críticos a hablar de ellos como “los nuevos Hermanos Marx”.

Los juegos de palabras, el absurdo y la dinámica edición, que respondía a criterios musicales más que cinematográficos, dotaron a esta cinta de elementos que la diferenciaron de otras producciones similares realizadas hasta el momento.

Otro punto que hizo que el filme tuviera un valoración positiva por parte de la crítica fueron los guiones de Alun Owen, quien supo captar los modismos de Liverpool y la personalidad de cada uno de los integrantes de los Beatles, a la hora de distribuir las distintas líneas.

La película se filmó en seis semanas, luego de la visita de febrero de 1964 de los Beatles a Estados Unidos, en una estrategia que, más que intentar acomodar las fechas a la ajetreada agenda de la banda, respondió a un intento de aprovechar el suceso de la gira americana.

En este sentido, la empresa United Artists, que publicó el filme, apuró su realización ante el temor de que el furor por los Beatles se tratara de una moda pasajera.

El éxito mundial de “Anochecer de un día agitado” provocó que en 1965 la banda volviera a ponerse bajo las órdenes de Richard Lester para “Help!”, su segunda película. Incluso, el director había quedado tan impactado por el histrionismo de Lennon que volvió a convocarlo para su proyecto “Cómo gané la guerra”, de 1966, filmado en España, una parodia antibélica en donde encarnó al Soldado Gripweed.

El debut cinematográfico de los Beatles le reportó dos nominaciones a los premios Oscar, en los rubros mejor guión original y mejor banda sonora adaptada; y una nominación a los integrantes del grupo para los premios BAFTA en el rubro mejor promesa.

La relación entre el cuarteto de Liverpool y el cine se extendió a la mencionada “Help!”; “Magical Mystery Tour”, una producción de 1967 para la televisión, dirigida por ellos mismos, que resultó un fiasco para la crítica a pesar de ser considerada hoy una cinta de culto; “Submarino amarillo”, un largometraje animado de 1968 que cuenta con una breve aparición de la banda sobre el final; y el documental “Let it be”, de 1970, dirigido por Michael Lindsay-Hogg.

Este último trabajo, que sin intenciones se convirtió en un retrato de los últimos días de la banda, con escenas en donde incluso se los puede ver discutiendo, le significó a la banda un único y póstumo premio Oscar a la mejor banda de sonido.

No hay comentarios