Terminaron con el canal en el norte pampeano

0
562

Mangas, de la APA, afirmó que la problemática hídrica del norte está “solucionada” con la canalización de 63 kilómetros de Realicó a Banderaló sobre el agua que ingresa de Córdoba por el río Quinto. “Se evacúa el caudal al este”, dijo Schlegel.
El gobierno de La Pampa invirtió 120 millones de pesos en el canal del norte para terminar con la problemática de las inundaciones en el norte, por los desbordes del río Quinto. La obra está finalizada y permitirá el paso encausado del agua hacia la provincia de Buenos Aires.
“El canal del norte sirve de barrera hídrica al ingreso de agua por escurrimiento superficial de Córdoba, protegiendo a las localidades y el territorio pampeano. En la zona se hicieron alteos, terraplenes y canales de derivación como este que recorre 63 kilómetros y evacúa el caudal al este”, dijo el secretario de Recursos Hídricos, Javier Schlegel.
El ingeniero Eduardo Mangas, de la Administración Provincial del Agua (APA), destacó ayer que “el canal está totalmente terminado, desde Realicó hasta Banderaló (Buenos Aires), y solamente falta realizar trabajos de ‘maquillaje’, pero hidráulicamente está finalizado”.
Manifestó que el caudal fue “probado en forma parcial” y en la primera quincena de enero se abriría el agua de la última laguna de Realicó, donde termina el canal. “Es una laguna grande que nos causó problemas porque en su momento empezó a inundar Van Praet y otras zonas”, indicó Mangas.
Agregó que “con esta obra toda la problemática en la zona norte, con el agua que bajaba de Córdoba, está solucionada. Las lagunas de Lagos, Sarah, Larroudé y Alvear ya bajaron el nivel de agua hasta secarse prácticamente y hasta se recuperaron campos productivos”.
Las obras se realizaron por administración para generar el menor gasto posible de las arcas provinciales, a pesar de que Nación había comprometido un fondo de mil millones de pesos para las obras. “La inversión fue de 120 millones, con la colaboración de los municipios y tiene cero aporte nacional”, dijo Mangas.
Y siguió: “Se hizo el trabajo también con maquinas de Vialidad, Aguas del Colorado, el Ente Provincial del Río Colorado, y Ferro Expreso Pampeano, porque hace un año que no pueden circular por la vía en Realicó por el agua y quieren reestablecer el servicio”.
En tanto, por ahora en la provincia de Buenos Aires no se están realizando las obras necesarias. “El agua va a parar a los desagües existentes del río Quinto, en el Meridiano y de ahí en más, está canalizada, pero donde está la vecina provincia con menos posibilidades de recibir agua es el sur porque no hizo las obras”.

Una solución.
El secretario Schlegel recorrió en la última semana el canal del norte y destacó que “el agua bajó notablemente el nivel y se retiró de la vera de las localidades más comprometidas” por la problemática generada a partir del desborde del río Quinto y las inundaciones.
“El agua bajó notablemente el nivel y se retiró a la vera de las localidades más comprometidas como Adolfo Van Praet, Hilario Lagos, Bernardo Larroudé y Sarah”, afirmó.
El ‘canal del camino del Deslinde3, que se realizó en la provincia hasta el río Quinto, para impedir que ingrese agua del sur de Córdoba fue una obra acordada entre las provincias, mientras que Buenos Aires se encuentra trabajando en la canalización del río hacia el mar, ya que el Meridiano V evita el escurrimiento. (Fuente: La Arena)

No hay comentarios