“Es una respuesta clara a los reclamos de justicia”

0
783

Así se refirió el senador nacional por La Pampa Juan Carlos Marino en relación a la aprobación en la Cámara Alta de distintos proyectos en materia de seguridad y delitos contra la integridad sexual.

Uno de ellos, es el proyecto de ley que modifica la Ley 24.660 de Ejecución de la Pena. La iniciativa votada en el recinto establece que los autores de delitos graves no podrán contar con el beneficio de las salidas anticipadas, transitorias o libertad condicional.
El proyecto contaba con media sanción de la Cámara de Diputados, pero al ser rectificada por el Senado volverá a origen para su sanción definitiva.

“Lamentablemente sobran los casos que avalan esta modificación. Delincuentes peligrosos que son devueltos a las calles cumpliendo condenas irrisorias en relación a los aberrantes delitos que cometen. Sus víctimas en muchos casos ya no están o, en el mejor de los casos, deberán cargar de por vida con las secuelas de los violentos sucesos sufridos. Es cierto, esta medida por sí sola no soluciona el problema de fondo, pero eso no puede ser un argumento para relativizar la injusticia y dejar indefensos a más argentinos”, argumentó el legislador pampeano.

Con la nueva redacción del artículo 56 bis de la Ley 24.660, quedarían excluidos de la excarcelación anticipada los delitos contra la integridad sexual, la privación ilegal de la libertad coactiva, la tortura seguida de muerte y el secuestro extorsivo.

“No podemos ofrecer beneficios a diestra y siniestra a quienes han cometido los peores crímenes contra otra persona. Muchos delitos quedan impunes y aquellos que efectivamente derivan en condenas, conllevan penas que finalmente se ven reducidas a pocos años. La ley está para ser cumplida y las excarcelaciones en casos de delitos de semejante gravedad dan un mensaje muy negativo hacia la sociedad”, aseveró Marino.

Asimismo, durante la sesión se aprobó otra iniciativa que hace a la seguridad ciudadana: la modificación al artículo 119 del Código Penal, que versa sobre delitos contra la integridad sexual. Dicha modificación amplía la figura de abuso sexual con acceso carnal, que tiene penas que van de los 6 a los 15 años, aumentando de hecho las penas para algunos delitos de esta índole, antes bajo la etiqueta de abuso simple. Con el voto del Senado positivo, este proyecto se transformó en ley.

Sobre este cambio, el Senador por La Pampa indicó que “el artículo 119 de la manera en que estaba redactado no era del todo claro y, de esa manera, podían darse arbitrariedades a la hora de establecer penas para algunos de los delitos más graves como es el caso de las violaciones. Con el texto actual ya no quedan dudas y algo de forma, que puede parecer trivial, redundará en mejor justicia para esas situaciones”, finalizó Marino.

No hay comentarios