“Unas 1.500 hectáreas están bajo agua”, dijo Boggino

0
729

El intendente de Embajador Martini, Ariel Boggino, aseguró que alrededor de 1.500 hectáreas están bajo agua en la zona, que se suman a las aproximadamente 5 mil que se perdieron por la piedra a comienzos de febrero. Este panorama se complica con el aumento del nivel de la laguna Chadilauquen ubicada a pocos kilómetros, que hace “que el agua brote a pocos metros del casco urbano”.
Boggino explicó que en ese sector que va desde la ruta provincial 2 hacia el norte está con inconvenientes, “tenemos caminos cortados y ahí estamos levantando una vía principal para dar prioridad a que la cosecha salga por ese sector”.
“Más de mil hectáreas ya se perdieron por el agua, y en lo que es la ruta a Parera y la ruta hacia Ingeniero Luiggi ya se perdieron unas 5 mil hectáreas por la piedra, luego llovió mucho, por lo que estimar bien las hectáreas perdidas hoy es bastante difícil, hasta que veamos el panorama en unos 20 días”, aseveró.
No obstante el jefe comunal estimó que “debe haber unas 1.500 hectáreas, entre los campos que están bajo el agua y los que no tienen piso, donde la cosecha ya está perdida porque no se va a poder levantar”.

Crecida de la laguna.
El ex director federado de FAA explicó que otro de los sectores complicados es la zona que circunda la laguna Chadilauquen ubicada a cinco kilómetros al sur del pueblo, que “creció mucho, está al límite, aunque no al nivel de la inundación de unos años atrás, y en algunos campos ubicados en cercanías del casco urbano: a unos 3 mil metros, brota el agua porque se empiezan a levantar las vertientes”.
Pese al complejo panorama, el entrevistado fue optimista en que la cosecha se pueda recolectar en buena parte del ejido, y “en aquellos sectores donde los caminos están más complicados, se pueda almacenar” en los predios, hasta que cesen las lluvias, que según los pronósticos disminuirían a partir de mayo.
“Nos complicaron las últimas lluvias”, aseguró Boggino, al tiempo que indicó que en estos primeros cuatro meses del año se registraron unos 700 milímetros en la zona, cuando la media anual es de 600 ó 650″.

Emergencia agropecuaria.
Boggino se mostró conforme con la declaración de la emergencia agropecuaria por parte del gobierno provincial en los departamentos Chapaleufú, Realicó y Maracó “porque va a representar un aporte importante para la reparación de caminos, y ayuda para los productores afectados a través de créditos subsidiados y prórroga de impuestos”.
“El ánimo de los productores era muy bueno porque había una gran cosecha en la zona y buenos precios en los cereales, pero lamentablemente el factor climático complicó una cosecha que prometía grandes rindes”, dijo.
“Hoy medir la situación es difícil porque hay campos donde si deja de llover tal vez se va a poder cosechar, pero no van a poder sacar la producción porque los caminos no están en condiciones y eso va a generar una situación financiera compleja para muchos productores”, aseguró.
Cabe recordar que la zona norte pampeana está complicada por el agua acumulada. En muchos predios no se podrá levantar la cosecha, se han perdido pasturas, forrajes y reservas. La Provincia, si bien hace unos días dispuso la emergencia para tres departamentos, ahora analiza decretar “desastre” en dicha región.

Red terciaria.
Con respecto a los trabajos que se están realizando en la red terciaria, comentó: “En este momento estamos levantando con tosca y tierra un camino principal para centralizar la salida de la cosecha desde la zona de Parera, Ingeniero Luiggi y Embajador Martini, si es que deja de llover”.
Boggino explicó que los trabajos se están realizando con recursos propios y anticipó que en los próximos días arribará la partida de Vialidad Provincial que va a representar una ayuda importante para el municipio.

Fuente: La Arena.

No hay comentarios