Lo confirmó el secretario general de ADU, Santiago Audisio.

El conflicto ya lleva acumulados 16 días de paro producto del ataque que han sufrido las academias en el presupuesto 2016 y que se agravó ante los últimos tarifazos de los servicios públicos.
Audisio confirmó que desde el lunes hasta el viernes no habrá dictado de clases de forma “tradicional”, aunque sí llevarán adelante un plan de acción que incluye clases públicas y otras actividades para visualizar el reclamo.

“El conflicto se remonta a principios de este año cuando la CONADU histórica decidió tomar esta determinación. Lo primero que se pidió es adelantar las paritarias para los meses de febrero o marzo, cuando todos los acuerdos se hacen en ese mes. Explicó que el gobierno tiene “desdoblado” para no tener que acordar en todos los niveles educativos en el mismo mes pero la situación se hace insostenible.

Por otra parte, contó que ante el avance de la inflación los docentes universitarios vieron que estaban perdiendo un 45 por ciento de su poder adquisitivo.

Los docentes universitarios llevan seis mesas de negociación. En el primer intento el gobierno ofreció un 25 por ciento, monto que todas las federaciones universitarias se negaron a recibir. Después ofertaron el 15 por ciento: “… más inadmisible, si no aceptamos el 25 menos íbamos a hacerlo con el 15”, dijo Audisio a El Diario.

En la anteúltima negociación el gobierno ofreció el 15 por ciento de aumento en el mes de junio y otro 15 por ciento en el mes de enero. “En realidad constituye un 15 por ciento anual”, contó.

Audisio contó que en el último intento del gobierno por llegar a un acuerdo, ofreció 15 por ciento en junio y adelantar para octubre el 5 por ciento de lo que se iba a realizar en enero, lo que significaría un 20 por ciento.

“Todas las ofertas fueron inferiores a la primera de un 25 por ciento y muy por debajo del 45 por ciento que solicitó la CONADU histórica”, sentenció.

El dirigente de ADU dijo que por la fallida negociación, por la desfinanciación de las universidades, en defensa de la educación pública y ante “la difícil situación que está atravesando la universidad para costear los gastos generales” es que están reclamando y llevando adelante la medida del paro.

Cuando se le consultó si corre peligro la pérdida del cuatrimestre para los alumnos dijo que no es lo que quieren los docentes y que están coordinando tareas para que eso no suceda. “Obviamente que hay docentes que hacen paro total, no dictan clases ni toman examen. La tendencia mayor es hacer clases públicas y abiertas, visibilizarnos, hacer festivales, hacer jornadas en defensa de la educación pública, concurrir a las aulas y mantener a los estudiantes en alerta, a los docentes mantenerlos actualizados con lo que está sucediendo porque lo que se teme es que a la larga se perjudique el funcionamiento de la universidad”, explicó y detalló que no quieren un vaciamiento de los docentes ni de la universidad. “Si vaciamos la universidad haciendo paros le estamos dando más argumentos para justificar lo que dijo Macri: ¡basta de tantas universidades, acabemos con esta locura!”, finalizó el dirigente.

No hay comentarios