Verna abordó varios temas con la prensa

0
745

En la ceremonia de reinauguración de la empresa El Trébol de General Pico, el gobernador de la provincia, Carlos Verna, dialogó con la prensa respecto a varios temas de actualidad.
Consultado por el frigorífico para porcinos de Eduardo Castex, manifestó que se lo está impulsando, “lo veo muy lento, le faltaría tomar más iniciativa. Nosotros estamos concretando una ampliación en el Frigorífico de Santa Isabel para poner un peladero con la finalidad de faenar ciervos. Ya hemos contratado la faena de más de 40.000 chivas para un exportador que lleva la carne a Centro América”.
En cuanto a la creación de industrias lácteas de La Pampa, “la ensachetadora de leche fluida es una oportunidad que le damos a los productores para que lleguen directamente a la góndola y todo el precio con que se quedan las empresas oligopólicas, se quede para ellos. Pero la pelota está en el campo de los productores, tienen que tomar la iniciativa de armar la forma social que implique el mantenimiento de la planta. Nosotros vamos aportar el capital, si es que ellos se deciden a encararlo”, precisó Verna.

Situación de la provincia
En otro tramo de la entrevista, manifestó que frente a la caída de reservas del Gobierno Provincial, el esfuerzo se va a poner en los emprendimientos productivos. Recordó que en General Pico ya se puso en marcha el Ministerio de Desarrollo Territorial y se entregaron créditos a las seis primeras microempresas.
“Con 1 millón de pesos, generamos veinte puestos de trabajo. En el último proyecto que se había dado de por la Ley de Promoción Industrial, había costado 80 millones y solo generaba veinte puestos de trabajo”, comparó.
Indicó que no solo se otorgará el crédito, sino que habrá un seguimiento, capacitaciones, ayudarlos en las ventas, en el packaging e instalarlos en el mercado.
“En ese sentido pondremos el esfuerzo económico. Somos una provincia agropecuaria, el sector del campo ha sido claramente favorecido por las medidas de este gobierno. Creemos que este mayor movimiento económico, se verá reflejado en las pequeñas localidades”.

Santa Isabel: “No interesa la plata, nos interesa el agua”
En referencia al encuentro ocurrido en el puente Los Vinchuqueros de Santa Isabel expresó “concreta que uno de los pocos temas que nos unen a los pampeanos es el reclamo por el Atuel. En el resto de los temas, tenemos diferentes visiones y opiniones. Todos tenemos claro que queremos recuperar el río. Por eso los mendocinos se equivocan cuando nos plantean la discusión por el lado de las regalías. Nosotros vamos a discutir y por supuesto nos corresponde recibir las regalías, pero no nos interesa la plata, nos interesa el agua. No habrá acuerdo posible con Mendoza si en esa propuesta no hay agua para nuestra provincia”.
Hablar con la gente de ese rincón tan remoto de la provincia, sentir lo que ellos sienten, “eso es conmovedor”, reflexionó Verna. “Le llevamos soluciones para que puedan criar los chivos, les acercamos alimento balanceado, les acercamos la posible fuente de energía. Lo que no le podemos llevar es el agua”.
Por otra parte, Verna dijo que a La Pampa nunca se le comunicó oficialmente que había un dictamen del procurador del Tesoro sobre las regalías de los Nihuiles, ni a la Dirección de Recursos Hídricos ni a la Fiscalía de Estado.

Anestesistas no atienden por el SEMPRE
Verna manifestó que los anestesistas “forman un club privado”, y detalló, “son una de las organizaciones médicas más cerradas, no solo en La Pampa, sino en el país. Hay pocas especializaciones en anestesistas y la matrícula la manejan cuidadosamente. Es una fuerza gremial que se hace sentir, ellos discuten por su fuente de trabajo y el Instituto discute hasta dónde puede pagar. Creo que siendo una especialización de salud, debieran ser menos gremialistas y más solidarios, aunque no por eso dejen de luchar por lo que creen una remuneración justa”.
En este sentido expresó que se está tratando de contar con más anestesistas en el sector público de salud, “cuando nosotros dejamos la función, en el Hospital Lucio Molas habían ocho anestesistas, cuando volvimos había dos”, concluyó.

Compartir
Artículo anteriorIngeniero Foster
Artículo siguienteEl poeta condenado

No hay comentarios