El gobernador Carlos Verna presidió el acto central celebrado en la localidad de Jacinto Arauz en conmemoración de los 40 años del Golpe de Estado que dio inicio a la última dictadura en el país. Es el pueblo que fue copado por 200 policías y militares para detener y torturar a vecinos y docentes. Allí hoy se entregaron reconocimientos a familiares de desaparecidos.

Verna llegó a esa localidad poco antes de las 11 horas y fue recibido en el edificio comunal por el intendente Oscar Beilmann, el vicegobernador Mariano Fernández, la senadora Norma Durango y el secretario de Derechos Humanos, Antonio Curciarello.
Poco después la comitiva se trasladó a la plaza, donde aguardaba el público y las delegaciones escolares, en una de cuyas esquinas se descubrió una placa alusiva a la fecha.

Curciarello, en su discurso, rescató la importancia de tomar conciencia del valor de la democracia. “Especialmente en los jóvenes que no vivimos aquellos años”, dijo, luego de lo cual se hizo un minuto de silencio en la memoria de las víctimas del terrorismo de Estado.

Luego, familiares de pampeanos desaparecidos recibieron como homenaje a sus memorias una estatuilla ranquelina de cerámica alusiva a los 40 años. En primer lugar recibió Aldo Tartaglia por su hermana Lucía. En nombre de Eduardo Korsunsky recibió el presente su madre Celia y su hermana Mirta. Posteriormente Cristina y Julio Toledo recibieron en memoria de su madre Elsa Clotilde Mora.

A su vez, Delia y Mabel Negrín recibieron el presente en la memoria de su primo Manuel Negrín. En tanto, Margarita Fioritti recibió en memoria de su madre María Elena Peter Thomas.

Luego fue el turno de honrar la memoria de Orlando Walkery. Recibió el presente su hermana Nely Mabel.

Finalmente se recordó la memoria de Analía Teresa Urquizo y Mario Julio Urquizo, dos hermanos nacidos en Alpachiri y asesinados en Rosario, en cuyos nombres recibió el presente su cuñada Norma Fremrich de Urquizo y su sobrino nieto Sebastián Urquizo.

El cierre del acto se desarrolló con la colocación de ofrendas florales al pie de una placa especialmente emplazada en la plaza frente al acceso al instituto secundario de la localidad. En primer lugar en nombre del gobierno pampeano lo hicieron el secretario de DDHH Antonio Curciarello, el ministro de Gobierno y Justicia Daniel Bensusan y la secretaria de la Mujer, Liliana Robledo. Luego fue el turno del intendente Oscar Beilmann y los concejales Santiago Goñi, Fernando Hernández y Marcia Negrín.

Madre de Plaza de Mayo
Luego del acto, Celia Korsunky que participó del acto con el pañuelo distintivo de las Madres de Plaza de Mayo expresó su esperanza “que no se vuelva a repetir” la experiencia. “Confío en lo jóvenes, que para que hagan valer sus derechos y la democracia conquistada”, dijo.

El lugar justo
El gobernador Carlos Verna consideró que “para hacer un acto en memoria de esta fecha, Jacinto Arauz es el lugar justo” porque “fue ocupado por más de 200 efectivos del ejército y la policía” y señaló el edificio del instituto secundario desde donde se llevaron detenidos y fueron torturados los docentes. (Diario Textual)

No hay comentarios