El hecho habría ocurrido hace algunos días. Trabajadores de la cooperativa eléctrica Realicó constataron que una empresa de esta localidad, dedicada a la creación de tubos plásticos, propiedad de un vecino de apellido Olivero, se encontraba ‘colgada’ de la energía eléctrica.

De esta manera, gran parte del consumo eléctrico de la misma se saltaba el paso por medidor, lo que hacía que el propietario, exintegrante del Consejo Administrativo de la entidad, no pagase la suma real de energía utilizada.

Los trabajadores que realizaron la tarea de constatación labraron el acta correspondiente, elevada a los miembros de la conducción de la entidad, quienes decidieron no llevar adelante una denuncia judicial sobe el hecho, aunque se trataría de un robo a la cooperativa y en otros casos se ha denunciado correspondientemente.

Fuentes de la institución consultadas por el diario La Reforma, manifestaron que el hecho está confirmado y que el vecino sostuvo que pagará el importe que la cooperativa evalúe realizando un prorrateo de los años y consumos que pudo haber tenido desde el inicio de la maniobra.

Cosultado sobre el particular hecho al secretario General de Luz y Fuerza en Realicó, Adrián Barrio, quien lo confirmó. “No puedo yo dar nombres al respecto, pero sabemos que el hecho existió”, dijo; y agregó que “en otras oportunidades se ha realizado exposición ante la Policía en hechos similares, no sabemos ni tampoco es injerencia nuestra porqué en esta oportunidad no se hizo”.