Lavado de manos: una jornada para ratificar la importancia de una simple acción

0
40

Un gesto sencillo que este año tiene más sentido que nunca, previene enfermedades y salva millones de vidas. Hoy 15 de octubre, se conmemora el Día Mundial del Lavado de Manos, con el objetivo de incrementar la concientización y comprensión de la importancia del lavado de manos con agua y jabón.

Es una costumbre sencilla, pero su importancia en un año pandémico como el que la COVID-19 impone a diario, se transformó en un hecho relevante para evitar la propagación de virus y prevenir enfermedades. Es así que en este día se busca extender las mejores prácticas de higiene a todo el planeta.
Ante la Agencia Provincial de Noticias la directora de Epidemiología de la Provincia, Ana Lis Bertone, explicó que en este día se busca concientizar acerca de la importancia que tiene el lavado de manos y la representación que tiene en la disminución de enfermedades. “Es efectivo, es sencillo, al alcance de todo el mundo y baja las incidencias en enfermedades como diarrea, parásitos, virus respiratorios, entre otros”, contó.

La funcionaria destacó la utilización del jabón para realizarse el lavado. “No es lo mismo con agua sola, implementar el jabón saca la suciedad y los gérmenes. Un lavado a consciencia debe durar como mínimo 20 segundos. Se dice que debe durar el tiempo que dura una canción, cantar el feliz cumpleaños mientras te lavás te asegura un buen lavado. Y el secado debe ser con una toalla limpia”, explicó.
También puntualizó sobre la manera correcta para lavarse las manos y detalló la técnica que comprende el frotar las palmas de las manos entre sí; luego frotar la palma de la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda, entrelazando los dedos y viceversa. Seguidamente frotar las palmas de las manos entre sí, con los dedos entrelazados; frotar el dorso de los dedos de una mano con la palma de la mano opuesta, agarrándose los dedos. Luego frotar con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo, atrapándolo con la palma de la mano derecha y viceversa y por último frotar la punta de los dedos de la mano derecha contra la mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación y viceversa.

“Hay momentos críticos para lavarse las manos, después de ir al baño por ejemplo, después de comprar alimentos, de cambiar pañales, de manipular papeles o plata. Hay que aumentar las frecuencias de lavados cuando realizamos estas cosas”, afirmó.
“La higienización con alcohol en gel también es una manera, pero si tiene suciedad es importante lavarse las manos. Por eso es fundamental lavarse con agua y jabón, no sólo con agua. Debemos inculcar el hábito de lavarse las manos, sobre todo a los más chicos, porque sabemos la importancia que tiene para disminuir enfermedades”, concluyó.