“Si no está garantizada la seguridad, no se reanudarán las clases”

0
650

Lilia López, secretaria general de la Unión de Trabajadores de la Educación de La Pampa (Utelpa), expresó que las clases no se reanudarán en la provincia después del invierno si no está garantizada la seguridad de que no haya contagios tanto para el personal como para los alumnos.

“Que quede claro que si no está garantizada la seguridad, no se reanudarán las clases”, dijo en Radio Textual (FM Sonar) de Santa Rosa. “No sé por qué el Gobierno provincial no reabre las paritarias para discutir estos temas. Es nuestro ámbito de discusión, un ámbito donde se deben escuchar nuestras voces”, expresó. “No vamos a volver si no hay garantías. Y eso se debe discutir en paritaria”, insistió.

Utelpa ya pidió la reapertura de las paritarias docentes durante la semana pasada al Ministerio de Educación. Y dijo que ahora, ante la indiferencia del Gobierno, lo hará también ante la Secretaría de Trabajo. “Hay temas que se deben tratar ya”, expresó.

¿Cuándo podrían volver las clases? Posiblemente en agosto o septiembre. En la semana, mediante videoconferencia, el gobernador Sergio Ziliotto aunó criterios con el ministro de Educación de Nación, Nicolas Trotta, para que el sistema educativo afronte la “nueva normalidad” y se evite que la pandemia promueva desigualdades. El regreso será escalonado y con un sistema dual: presencial y virtual.

La dirigente de Utelpa, a su vez, destacó el trabajo de los docentes que en medio de las restricciones de la pandemia están esforzándose para que los chicos y las chicas tengan continuidad pedagógica.

“Hay mucha desigualdad en toda La Pampa. Esa desigualdad la vamos a encontrar en todos lados, no solo en el oeste. No hay excepciones, incluso en Santa Tosa y Pico. La realidad es que hay familias que no tienen celular o conexión a internet. De todos modos, quiero resaltar el esfuerzo que están haciendo los compañeros. SI no hay conectividad, se hace a papel. Así se está llegando a los hogares con el material y hay continuidad pedagógica”, dijo. “Nadie va a perder el año”, agregó.

López también saludó a todos los trabajadores de la Educación en su día, este 23 de mayo, en recuerdo de la llamada Marcha Blanca.

En marzo de 1988, la docencia argentina protagonizó lo que muchos consideran una gesta histórica para la educación del país, en la lucha en defensa de la escuela pública junto al pueblo. En aquel entonces, la Ctera convocó a un paro por tiempo indeterminado. Con altísimo acatamiento en todo el país el 18 de mayo, desde el norte, el sur y el oeste del país partió una marcha que convergió el 23 de mayo en la Capital Federal.

Docentes de todas las escuelas del país, de Ushuaia a la Quiaca, lograron que la Marcha Blanca fuera un grito en defensa de la educación del pueblo, defensa de los docentes, de los chicos y de la comunidad educativa.