Vuelco fatal en ruta provincial 102 cerca de Metileo

0
317

En la tarde de este viernes se produjo un accidente fatal sobre la ruta provincial N° 102, a pocos kilómetros de Metileo. Una pareja que viajaba en un automóvil sufrió un vuelco, en el cual el conductor sufrió lesiones graves que pocos minutos después le provocaron la muerte en el hospital “Gobernador Centeno”. La víctima fue condenada este año por la Justicia y estaba inhabilitada para conducir, además de presuntamente manejar alcoholizado.

El trágico siniestro vial tuvo lugar en la tarde de ayer, cerca de las 17:30 horas, sobre la Ruta Provincial N° 102, entre las localidades de General Pico y Metileo. Por la mencionada arteria viajaba, desde Santa Rosa a Pico, un automóvil Ford Fiesta Max, con dos ocupantes a bordo.

Según el testimonio que dio a la Policía la sobreviviente, mujer de la víctima, en un momento dado se vieron sorprendidos por la aparición de un balde plástico de 20 litros sobre la cinta asfáltica. Esto provocó una brusca maniobra evasiva de parte de su esposo, lo que generó que se cruzaran a la banquina contraria, recorrieran unos 130 metros y luego volcaran cuando intentaron volver al asfalto.

El coche dio al menos un tumbo y quedó apoyado sobre su techo, con la pareja en su interior. La acompañante, identificada como Anabel Buay, logró salir por sus propios medios, mientras que el conductor, Diego Omar Gómez, quedó atrapado dentro del habitáculo.

Automovilistas que pasaban por el lugar observaron lo ocurrido y convocaron a las autoridades, por lo que en cuestión de minutos se acercaron patrulleros de la Subcomisaría de Metileo y la Comisaría Tercera de Pico. Además, arribó una unidad del Servicio de Emergencias Médicas, cuyos trabajadores rescataron del Fiesta al herido, lo inmovilizaron y lo trasladaron hacia el hospital “Gobernador Centeno” de forma urgente, junto a su mujer.
Mientras Buay sufrió solo algunas heridas menores, Gómez se llevó la peor parte. Sus heridas fueron tan graves que pese al trabajo denodado de los médicos piquenses, falleció pasadas las 18 horas.

En el lugar del hecho trabajó también una dotación del Cuerpo de Bomberos Voluntarios piquense. Los servidores tuvieron que dar vuelta el coche y además retirarlo del lugar para evitar que se produzcan nuevos siniestros.

Inhabilitado

La nueva víctima fatal tenía 48 años y se desempeñaba como operador de radio en la remisera “Remises Pico”, ubicada en el microcentro de General Pico. Según las primeras evaluaciones, aparentemente conducía alcoholizado, algo que tendrá que confirmarse o descartarse con los resultados de la autopsia que anoche se realizó por pedido del doctor Hernán Cecotti, de la Fiscalía Temática de Delitos Culposos de la Segunda Circunscripción Judicial.

Por otro lado, algunas horas después del hecho el fiscal general Armando Agüero difundió una información relevante para el caso. Diego Gómez, desde el 4 de mayo de este año, se encontraba inhabilitado para conducir debido a un siniestro vial que provocó años atrás, cuando conducía un auto bajo los efectos del alcohol.

De acuerdo a lo que consta en el Legajo N° 13.747, Gómez fue condenado por el juez de audiencia Marcelo Pagano, quien lo consideró “autor material y penalmente responsable del delito de lesiones graves culposas agravadas por la conducción negligente, imprudente, inexperta y/o antirreglamentaria de un vehículo automotor”. En ese momento le impuso una pena de “1 año y 6 meses de prisión en suspenso y 2 años y 6 meses de inhabilitación para manejar cualquier tipo de vehículo automotor”.

También el funcionario judicial le estableció como “reglas de conducta por el plazo de 2 años: fijar domicilio y no ausentarse sin previo aviso al Juez de Ejecución penal; y realizar un curso de educación vial dentro del plazo del cumplimiento de las reglas de conducta”.

Su castigo fue a raíz de un juicio en su contra, del que participaron también la fiscal Ivana Hernández y el defensor oficial Walter Vaccaro, donde quedó demostrado que “el día 11 de diciembre de 2013, Diego Gómez comandaba alcoholizado un automóvil marca Fiat Palio por calle 36 de esta ciudad, con sentido sur a norte, y al momento de llegar a calle 105 no advirtió que por la misma arteria, y con sentido norte a sur, también por calle 36, venía transitando la damnificada- que al momento del hecho era menor de edad- comandando una motocicleta Guerrero Trip 110”.

Debido a su distracción “al llegar a calle 105, el acusado ensayó una maniobra de giro hacia la izquierda para tomar la calle 105, con sentido de este a oeste, obstaculizando el sentido de marcha del rodado de menor porte, quien no pudo evitar impactar al automotor en su ángulo delantero derecho con la parte frontal de su moto, volando por el aire para impactar en el parabrisas del Fiat y luego caer sobre la cinta asfáltica, sufriendo a consecuencia del siniestro la fractura de tercio medio de ambos fémures y fractura de rodilla derecha, debiendo ser intervenida quirúrgicamente efectuándose osteosíntesis bilateral de fémur y osteosíntesis en rodilla, quedándole como secuela una ligera disbasia, y demandando su curación un tiempo aproximado de cuatro meses”. (Fuente y foto: El Diario)

No hay comentarios