Villa Mirasol: el natalicio de Alberto Leduc declarado Día de la Cultura

0
83

Mediante Resolución 50/2020, el intendente municipal Ariel Castaldo declaró el Día de la Cultura de Villa Mirasol el 10 de diciembre en conmemoración con el nacimiento de Alberto Simón Leduc, distinguido vecino oriundo de la localidad (ver abajo), autor del libro “Historia de Colonia y Villa Mirasol” en el que registra los acontecimientos históricos ocurridos en su pueblo natal desde 1906 hasta el año 2000 inclusive. (Foto: Alberto Leduc, año 2009, archivo de El Norte en movimiento)

RESOLUCION N° 50/2020
VISTO: Que la cultura es un vínculo invisible entre las personas que exterioriza sus formas de pensar y de vivir. Que las expresiones de la sociedad compuestas por nuestras costumbres, las tradiciones, y las distintas expresiones artísticas nos dan identidad como pueblo; y
CONSIDERANDO: Que las personas nacidas y criadas en Villa Mirasol, al igual aquellas que aunque no nacidas aquí adoptaron a nuestro pueblo como «su pueblo» e hicieron y hacen un aporte a la cultura.
Que entre las mismas, Alberto Simón Leduc representa una figura preponderante por su obra “Historia de Colonia y Villa Mirasol” en el que registra los acontecimientos históricos ocurridos en nuestro pueblo natal desde 1906 hasta el año 2000 inclusive.
POR ELLO: Y conforme a las atribuciones conferidas por la Ley Orgánica de Municipalidades y comisiones de Fomento,
EL INTENDENTE DE LA MUNICIPALIDAD DE VILLA MIRASOL RESUELVE
Artículo 1: Celebrar el Día de la Cultura de Villa Mirasol el día 10 de Diciembre en conmemoración del nacimiento de Alberto Simón Leduc por preservar y difundir la historia de nuestro pueblo.
Artículo 2: Invítese a adherir al Honorable Concejo Deliberante a la presente Resolución.
Artículo 3: Dese al Registro de Resoluciones, Publíquese, Comuníquese y cumplido Archívese. ‘

Alberto Simón Leduc
Alberto Simón Leduc nació el 10 de diciembre de 1923 en Villa Mirasol. Sus progenitores fueron Alberto Anselmo Leduc (hijo de belgas) y Adela Peña (española). Cursó sus estudios primarios en la Escuela Nº 67. Desde la niñez su vida estuvo plenamente dedicada al trabajo, ya que siendo el mayor de seis hermanos, debió ayudar a su padre a ganar el sustento de la familia. En 1937, siendo portero de su escuela, el director, don Liborio Villegas, le ofreció a su padre hacer gestiones oficiales para que le permitieran seguir estudiando, pero por las señaladas condiciones de la familia, no fue posible. Los libros fueron “los profesores” que no pudo tener. En esos primeros años se sintió atraído por la lectura, y desde joven fue acopiando textos de contenido técnico que le permitieron perfeccionarse en los diversos oficios que fue aprendiendo, a los que sumó los de Historia Argentina, Historia Pampeana y otros de distintas materias.

Trabajó en la herrería de su padre, en hornos de ladrillos, en la juntada y entrojado de maíz a mano; como maquinista, manejando cosechadoras, tractores y otras máquinas e instalando bombas, molinos y aerocargadores. Desde 1942 a 1946 hizo un curso de electricidad y radio por correspondencia en el «Instituto Interamericano» de Buenos Aires. En la misma década estudió solfeo por correo en el Instituto Musical “Ditifeci” de Capital Federal. Fue operador de la máquina del cine local alrededor de ocho años y además integró la “Asociación de Reservistas Chacabuco”. Entre 1948 y 1951, como consecuencia del despoblamiento de la zona por la gran sequía y la perspectiva de progreso que ofrecía la industrialización del Gran Buenos Aires, toda la familia fue emigrando a Villa Ballester. Trabajó con su hermano Luis en talleres de electricidad del automóvil y tornería.

En 1956 retornó a Villa Mirasol y con sus dos hermanos instaló un taller electromecánico muy completo y tomaron la atención de la usina eléctrica del pueblo, tarea que Alberti continuó por varias décadas. Integró el Directorio de la Cooperativa de Electricidad -en períodos alternados desde 1961- ocupando diversos cargos, incluso la presidencia entre 1985 y 1989.
Desde 1960 a 1962 fue vocal de la Comisión de Fomento. En los comicios de 1963 resultó electo Juez de Paz Suplente, cargo que se mantuvo hasta 1972. En 1969 integró el primer Consejo Asesor Municipal y todos los que hubo hasta 1984, con distintos presidentes de la Comisión de Fomento.
En 1969 fue secretario de la Asociación Cooperadora del hospital Rural de Villa Mirasol. Colaboró durante un tiempo con noticias locales y reparto del diario “La Capital” de Santa Rosa, a comienzos de los 70, y del periódico “El Pueblo» de Quemú Quemú, a principio de los 90.

Integró la comisión fundadora del Club Social y Deportivo Belgrano, en mayo de 1970. En la misma década fue vocal de la Asociación Cooperadora Policial. Durante seis meses, en 1974, dictó un curso teórico – práctico de Electricidad del Automóvil organizado por la D.I.N.E.A. en el salón de la Comisión de Fomento, y en 1993 cumplió similar función en el local de la Biblioteca Popular “Raúl B. Díaz”.
En 1986 participó del Congreso Pedagógico y formó parte de la Comisión de cuatro miembros que eligió el escudo de Villa Mirasol (entre los trabajos presentados por los alumnos de la Escuela Nº 67).

Representó a la Cooperativa de Electricidad de Villa Mirasol Ltda. en el Primer Congreso Cooperativo Provincial llevado a cabo los días 15 y 16 de mayo de 1987, integrando una mesa de trabajo.
Desde 1990 hasta 1994 fue Consejero Asesor del Centro de Jubilados y Pensionados de Villa Mirasol, representando a la institución en las reuniones y asambleas provinciales del P.A.M.I.
En 1992 integró la comisión fundadora del Consejo Municipal de Cultura y luego el de la biblioteca, siendo nombrado “Socio honorario”.
Entre los años 1990 y 2000 dedicó gran parte de su tiempo libre a una compleja tarea: escribir un libro sobre la historia de Colonia y Villa Mirasol, enriquecida por una importante documentación fotográfica, conformada por material propio (por ser aficionado, descendiente de una familia de fotógrafos), y el aportado por familiares de antiguos pobladores.