La Policía interrumpió una carrera de galgos en Embajador Martini

0
96

Los efectivos hallaron en el predio cinco perros y una improvisada pista de carreras. Los uniformados fueron alertados a través de un llamado anónimo sobre el desarrollo de la actividad, prohibida por ley, en un establecimiento rural.

Efectivos policiales del norte de la provincia interrumpieron el pasado domingo lo que al parecer era una carrera ilegal de galgos. La actividad se desarrollaba en un campo cercano a Ingeniero Luiggi.

Un llamado anónimo alertó a la Policía sobre el posible desarrollo de carreras de galgos, actividad prohibida por Ley Nacional 27.330. Con el dato preciso del lugar donde se corrían estas carreras, policías de Luiggi, Embajador Martini y Parera se dirigieron a un predio rural denominado “El Guana”, ubicado a unos 10 kilómetros de Ingeniero Luiggi.

Según indicaron los jefes a cargo del operativo, la recepción en el lugar no fue la mejor. Mientras los uniformados entrevistaban en el ingreso al predio a una persona que salía del lugar, se acercó un automóvil cuyos ocupantes cerraron la tranquera para impedir el acceso.

Tras comunicar lo sucedido y solicitar instrucciones a la Fiscalía de turno en General Pico, varios minutos más tarde los policías pudieron ingresar al predio rural, propiedad de un hombre de Buenos Aires, y cuyo encargado tampoco se encontraba, consignó El Diario.

A llegar al casco de la estancia, los policías advirtieron que el movimiento de gente no era el mismo que podía advertirse a la distancia. La sospecha es que varias personas se fueron por caminos alternativos minutos antes de la llegada de los uniformados.

En el predio fueron identificados cinco hombres mayores de edad, dos de ellos domiciliados en Luiggi, otros dos en Villa Sauze (provincia de Buenos Aires) y el último, de Huinca Renancó (Córdoba). También se encontraron tres galgos en un carro y otros dos en el baúl de un auto, pero la excusa de los hombres fue que allí comían un asado y simplemente probaban los animales.

La Policía también fotografió una recta cercana a un alambrado de 300 metros, acondicionada como para correr, con rastros en uno de sus extremos de lo que serían gateras, supuestamente recientemente retiradas del lugar.

Investigación
Consultada sobre el procedimiento, la fiscala Verónica Campo indicó que “la Policía no encontró una carrera de galgos, encontró a un grupo de gente con perros galgos después de comer un asado”.

Aunque admitió que “no descarto que fuera una carrera ilegal, o bien estuvieran en una reunión social probando los perros, alegan, pero bueno, eso es materia de investigación”.
Y detalló sobre el operativo que “había una pista improvisada pero no había plata, no había números, faltan algunos elementos pero se está trabajando”.

Campo señaló que todos los hombres fueron notificados en libertad, mientras destacó que en su Fiscalía “es la primera vez que ocurre algo así”.