¿Qué pasó el 17 de octubre del 45 en La Pampa?

0
39

(Por Norberto G. Asquini).- ¿Qué pasó el 17 de octubre de 1945, fecha fundacional del peronismo, en La Pampa? El entonces territorio nacional no estuvo cerca de congregar las multitudinarias columnas que desde el profundo Gran Buenos Aires llegaron hasta la Casa Rosada para reclamar por Juan Domingo Perón, encarcelado en la isla Martín García. Sin embargo, hubo quienes, los que pueden ser considerados “los primeros peronistas pampeanos”, salieron a las calles también a manifestarse a favor del líder detenido.

Perón en las pampas
Perón, como secretario de Trabajo y Previsión Social, luego ministro de Guerra y vicepresidente, fue acrecentando desde que asumió el gobierno en 1943 su base política y se acercó a un actor social soslayado hasta entonces: el movimiento obrero. La Pampa no escapó por esos años a la ampliación de la actividad gremial generada desde el Estado que acompañó la vigencia de la legislación laboral y social impulsada por el secretario.
En 1944 los sindicatos eran inexistentes o tenían poco desarrollo en La Pampa, salvo aquellos nacionales como los ferroviarios. Poco a poco se comenzaron a conformar varios locales como la Liga de Empleados Públicos, Sindicatos de Oficios Varios o Centros Obreros. Todos teniendo como referencia a la Secretaría de Trabajo de la Nación
En octubre de 1945 Perón perdió su lugar producto de la interna del gobierno militar y fue arrestado en octubre de 1945. El día 17 una manifestación popular marchó a Plaza de Mayo exigiendo por su liberación.

El día fundacional
El historiador Fabio Alonso indica que “en La Pampa los acontecimientos del 17 de octubre tuvieron un alcance escaso, más bien al día siguiente, en apoyo a los acontecimientos de Buenos Aires, se paralizaron algunas actividades económicas (comercio, construcción) e incluso alguna marcha promovida en las dos ciudades (Santa Rosa y General Pico)”.
Esa movilización tal vez fue reflejo de las noticias que llegaron desde la Capital Federal. La manifestación pública más destacada en el territorio, si bien pudo haber otras, fue en General Pico en el ámbito ferroviario, el gremio mejor organizado y más extendido en el territorio, que respondía a una estructura nacional fuerte.
El 18 de octubre se produjo un paro general de actividades en General Pico de los obreros ferroviarios y se hizo una concentración a la mañana frente a la sede de la Unión Ferroviaria del barrio Talleres que se calculó en unos 400 trabajadores. Desde allí se enviaron representantes a otros gremios para que se plegaran a la medida y poco después se sumó el Centro Empleados de Comercio. Hubo “una paralización casi total de la actividad”, indicaba la prensa.
Ese sería el germen del peronismo pampeano y piquense, si bien también hubo una vertiente más conservadora y algunos radicales que compitieron por el espacio en formación.

Ferroviarios al poder
En los meses siguientes, se vivirá al interior de la UF la disputa entre aquellos trabajadores que se identificaron con el peronismo y los que se agruparon en la Unión Democrática (UD). La coyuntura electoral que polarizó a la sociedad nacional también dividió las aguas en el movimiento obrero y los ferroviarios abandonaron la prescindencia política y optaron por sumarse a las filas de Perón o a las de la oposición.
La agremiación continuó: por ejemplo en febrero de 1946 en General Pico se conformó un Sindicato de Obreros Varios y se constituyó el Centro Camioneros Unidos y el Sindicato de Peones de Campo. La actividad sindical se ramificó producto del impacto movilizador del peronismo a nivel gremial, y la defensa de los derechos laborales llegó a lugares recónditos de los territorios.
Ganada la elección del 24 de febrero de 1946 que llevó a Perón a su primera presidencia, en La Pampa se comenzó a organizar para marzo el Partido Laborista, que fue la expresión política de los trabajadores. Al frente del laborismo estuvo como presidente local el dirigente ferroviario Martín Ford, que ese año también fue nombrado comisionado municipal de la localidad.
El actual ministro de Educación, Pablo Maccione, en una charla sobre los orígenes del peronismo pampeano, del que participó su abuelo Miguel Serralta, indicó: “Otro ferroviario, que fue jefe de estación, fue José Manuel Domínguez, que en junio de 1953 fue nombrado comisionado municipal y después primer el intendente cuando llegó la Provincia”.
El 17 de octubre de 1945 las repercusiones locales de ese día histórico fueron muy puntuales, pero mostraron que el peronismo en La Pampa estaba en pleno ascenso.