22 de Abril: Día de la Tierra

0
544

Queridos lectores:
Este espacio tiene como objetivo que reflexionemos acerca de nuestras acciones y decisiones que llevamos adelante sobre el ambiente.
En esta oportunidad traigo para compartir con todos ustedes unos fragmentos de una nota del diario Ámbito.com La misma se titula: ¿Por qué el 22 de abril se celebra el Día de la Tierra?

“…La idea de un senador estadounidense en 1970 para generar jornadas de enseñanza y concientización ambiental terminó convirtiéndose en un evento global. Este miércoles, el Día de la Tierra cumple sus 50 años desde que se celebró por primera vez un 22 de abril de 1970. Pero, ¿cuál fue su origen? En aquel tiempo, la cuestión ambiental estaba ganando espacio en la agenda pública estadounidense. Solo un año antes, en enero de 1969, un derrame masivo de petróleo había causado estragos en Santa Bárbara, California, y cada vez eran más los grupos que protestaban contra las fábricas contaminantes y las centrales eléctricas, las aguas residuales sin tratar, los vertederos tóxicos, los pesticidas y la pérdida de vida silvestre. Fue entonces cuando se le ocurrió al senador de Wisconsin, Gaylord Nelson, idear jornadas de enseñanza y concientización en los campus universitarios. Reclutó a decenas de voluntarios, entre ellos el joven activista Denis Hayes, quien a la vez formó un equipo de 85 personas para promover eventos en todo el país. Eligieron el 22 de abril porque era un día entre las vacaciones de primavera y los exámenes finales, y les pareció que eso potenciaría la participación de los estudiantes. El nombre “Día de la Tierra” inmediatamente despertó la atención de los medios nacionales y el movimiento comenzó a extenderse cada vez más. (…)A fines de 1970, el primer Día de la Tierra condujo a la creación de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos y a la aprobación de otras leyes ambientales, como la Ley Nacional de Educación Ambiental, la Ley de Seguridad y Salud Ocupacional y la Ley de Limpieza Air Act. Dos años más tarde, el Congreso aprobó la Ley de Agua Limpia. Un año después, el Congreso aprobó la Ley de Especies en Peligro y poco después la Ley Federal de Insecticidas y Fungicidas. Leyes que han protegido a millones de hombres, mujeres y niños de enfermedades y a cientos de especies de la extinción.(…) En el año 2000, otra vez la campaña, esta vez centrada en el calentamiento global y un impulso por la energía limpia, logró hacer historia con actos de 5.000 grupos ecologistas en 184 países, aprovechando el poder de Internet para posibilitar debates globales.(…) Hoy, el Día de la Tierra es ampliamente reconocido como un día de acción para cambiar el comportamiento humano y crear cambios en las políticas globales, nacionales y locales. La lucha continúa con una urgencia creciente, a medida que los estragos del cambio climático se hacen cada vez más evidentes cada día. Claro que el de 2020 volverá a marcar un hito histórico pero por otras razones: las proclamas y las actividades no podrán realizarse en las calles debido a las restricciones globales impuestas por la propagación del coronavirus. De todos modos, se programaron distintas actividades, charlas, talleres y webinars para mantener vivo el espíritu de aquella jornada de concientización ideada 50 años atrás…” (ámbito.com; 22/04/2020)

Cada vez que hablo de la Tierra hago una comparación entre ella y nuestra casa. Cuando en nuestra vivienda tenemos una gotera, una rajadura, llamamos al albañil. En nuestro planeta cuando tenemos un problema, una grieta, no lo podemos solucionar rápidamente o al menos no lo podes solucionar en una escala de tiempo humano.
Por otro lado, en nuestra vivienda podemos tener un problema de construcción por no elegir los materiales adecuados. En nuestros planeta esos problemas vienen de la mano de la expansión de la frontera agropecuaria, de los monocultivos de eucaliptus y pino para producir papel, la caza ilegal, la sobrepesca, la minería, el cambio climático global, la disposición inadecuada de todo tipo de residuos, la contaminación del agua, del aire y del suelo, etc.
Por último, a mi casa, mi familia le demuestro amor con un abrazo, un beso, un regalo. Pero ¿cómo le puedo demostrar amor a mi planeta?. Plantando un árbol, haciendo un uso racional de agua, armando una huerta en casa, haciendo un uso eficiente de la energía, armando un bello jardín con muchas flores para ayudar a los polinizadores, separando en origen los residuos.
En este día de la Tierra, muy particular por la pandemia mundial que estamos atravesando, al menos por hoy: AMALA, RESPETALA Y CUIDALA….
Por esto y por mucho más mis queridos lectores, los invito a reflexionar sobre este texto y sobre las próximas columnas que desarrollaré. Cuidar el ambiente es una tarea de todos y entre todos.
Hasta la próxima semana.

Autora del texto:
Ing. en Recursos Naturales y Medio Ambiente:
Gerbaudo Yamila Lucrecia.
E-mail: yami-lucre@hotmail.com
Fotografía: https://ideasnuevas.net/; 22/04/2020