Ninguneo, subestimación y políticas que atrasan 20 años

0
68

El ministro de Desarrollo Social, Diego Álvarez, se mostró preocupado por la decisión del Gobierno nacional de desfinanciar programas alimentarios y la subejecución de partidas para programas alimentarios. También consideró que las propuestas de la oposición legislativa, respecto del Aporte Solidario, “atrasan 20 años”.

El funcionario provincial comunicó la preocupación creciente de varias provincias, y de La Pampa en particular, por “el ninguneo y la subestimación permanente del Gobierno nacional con las áreas sociales de las provincias”.
“Hay una decisión clara del Gobierno nacional de desfinanciar los programs alimentarios y no seguir con los procesos de compras. El Ministerio de Capital Humano, en la parte social, tiene subejecución presupuestaria, cuando lo que debería privilegiar el Gobierno nacional es acompañar a los sectores de mayor vulnerabilidad social”, añadió.

“Atrasan 20 años”
Álvarez también se refirió a las voces de diputados opositores, en la Legislatura pampeana, respecto de la forma en que deberían distribuirse los fondos obtenidos del Aporte Solidario.
“Están involucionando en la aplicación de políticass públicas, en materia de alimentos”, consideró.
“Plantean que esas partidas deberían ir directamente a los municipios, como fondos de libre disponibilidad en materia social. Eso es volver a tiempos que superamos, a partir de la implementación de la Tarjeta Social y del Refuerzo Alimentario Focalizado. Es probable que no hayan prestado atención a la explicación que dimos hace algunos días, cuando les detallamos la forma en que trabajamos. Que lo hacemos con datos obtenidos con una rigurosidad comprobada, elaborados por los equipos técnicos y sociales de la Provincia con los municipios”, detalló.

“Es el Gobierno provincial quien genera los criterios de trabajo y los municipios determinan quiénes serán las personas beneficiarias. En base a criterios objetivos y técnicos, se produce el acompañamiento y la asistencia necesaria al núcleo familiar que lo requiere. Esto se supervisa y monitorea en forma constante”, amplió.
Dijo que la metodología aplicada permite llegar “sin intermediarios” a cada grupo familiar que precise la presencia del Estado, “a través del sistema Pilquén, tenemos datos y un seguimiento personalizado de los grupos familiares más vulnerables, que funciona y es eficiente. Justamente a eso apuntan las políticas públicas alimentarias que llevamos adelante en la gestión del gobernador Sergio Ziliotto, y que ya tienen el reconocimiento de otras provincias que vienen a ver cómo funciona el sistema”.

“La idea es salir del modelo asistencialista, y evitar cualquier sospecha de discrecionalidades. Nuestro trabajo llega a las 80 localidades, es transparente y está más allá de las cuestiones partidarias o políticas. Tal vez no saben que ya hay un sistema en marcha, desde hace muchos años, donde se trabaja con los municipios, y la llegada a los sectores vulnerables es eficiente y con mediciones certeras. Lo que propone la oposición atrasa más de 20 años”, concluyó.