Otro año más de default ambiental (segunda parte)

0
98

Queridos lectores:
Este espacio tiene como objetivo que reflexionemos acerca de nuestras acciones y decisiones que llevamos adelante sobre el ambiente.
Estamos consumiendo más de lo que nuestro planeta puede producir en el término de un año. Comparto con ustedes unos fragmentos de una nota de la Revista Clave21, la misma se titula: “El mundo entró en “default ambiental» a pesar de la recesión por el COVID-19”

“…(…) Según esta campaña, Argentina se encuentra en el puesto número 20° de consumo a nivel mundial detrás de países como Estados Unidos, Australia, Rusia y Alemania. Si bien el país cuenta con «reserva de biocapacidad» -entendida como sus reservas en términos ecológicos- para producir recursos y proveer servicios ambientales, está por encima de la media a nivel mundial, marcando en el calendario el 26 de junio como el Día del Exceso de la Tierra en la Argentina, un mes y medio antes que la fecha global.
¿Cómo se puede contribuir a reducir el impacto?
La campaña Día del Exceso de la Tierra da una serie de consejos para Argentina:
-Ser responsables con nuestros residuos. Debemos darle una adecuada disposición separando aquellos que son reciclables de los que no. Las colillas también son basura, apagarlas cuidadosamente y descartarlas en la basura, no en la calle.
-Utilizar con moderación los recursos naturales, como el agua y la energía, porque son bienes escasos.
-Buscar alternativas sustentables que nos permitan compatibilizar con nuestros consumos pero sobre todo con la conservación de nuestros ambientes naturales.
-Recorrer a pie o en bici todo lo que puedas, así ayudas a reducir el consumo de combustibles fósiles.
-Reducir el desperdicio de alimentos a la mitad. El desperdicio de comida representa el 30% de los alimentos producidos a nivel mundial. Esto significa que, entre otras cosas, nos estamos sirviendo comida que no vamos a comer. Cambiar esto empieza en actos tan sencillos como servirte sólo la porción que vas a comer.
-Hacer respetar las legislaciones vigentes o promover nuevas para la protección de nuestro territorio. Desde la sanción de la Ley de Bosques Nativos en 2007, se perdieron 3.500.000 hectáreas de bosques nativos y con ellos todos los beneficios asociados. El ritmo promedio ha sido de aproximadamente 300.000 hectáreas deforestadas por año, el equivalente a la superficie de la Ciudad de Buenos Aires por mes. En el agua se estima que de un 20% a un 30% de los recursos pesqueros en Argentina se descarta sin vida al mar. Contando con una Ley de Humedales, será posible que tanto la autoridad nacional ambiental como las autoridades ambientales de cada jurisdicción lleven adelante acciones de manejo y uso sustentable, protección y restauración de los humedales en el marco de sus competencias, para lograr así mantener y disfrutar de estos vitales ecosistemas…” (Revista Clave21; 22/08/2020)

Es hora de actuar, de cambiar. Tenemos la posibilidad de revertir la situación, no la dejemos pasar.
Separar los residuos y hacer un uso sustentable de los recursos es algo que podemos implementar desde nuestros hogares.
La bici tiene que ser nuestro principal medio de transporte y no solamente en nuestra niñez sino en toda nuestra vida. Y siendo una sociedad activa que lucha por su derecho a vivir en un ambiente sano, lograremos hacer cumplir las leyes y que se sancionen aquellas que necesitamos para proteger nuestros ecosistemas.
Por esto y por mucho más mis queridos lectores, los invito a reflexionar sobre este texto y sobre las próximas columnas que desarrollaré. Por que cuidar el ambiente es una tarea de todos y entre todos.
Hasta la próxima semana.

Autora del texto:
Ing. en Recursos Naturales y Medio Ambiente: Gerbaudo Yamila Lucrecia.
E-mail: yami-lucre@hotmail.com
Imagen extraída: http://guayabara.blogspot.com/2013/08/muchos-bomberos-para-este-fuego.html